En la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados se está analizando la iniciativa presentada por el diputado David Ricardo Sánchez Guevara para reformar el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, con el fin de sancionar la no emisión del voto.

El diputado señala que al no existir hasta el momento sanción por no ir a votar se “debilita el sistema de representación política y facilita el desenganche masivo del quehacer político; ya que los ciudadanos quedan habilitados para no sentir responsabilidad alguna por lo que ocurra, además que genera un elevado ausentismo, que ocasiona el cuestionamiento de la legitimidad de los elegidos y es una receta para la inestabilidad política”

En nuestro país sufragar es una obligación ciudadana, así lo establece el artículo 36 de la Constitución, que señala como obligaciones del ciudadano de la República, entre otras, el “votar en las elecciones populares en los términos que señale la ley”. El artículo 38 indica que los derechos o prerrogativas de los ciudadanos “se suspenden por falta de cumplimiento, sin causa justificada, de cualquiera de las obligaciones que impone el artículo 36. Esta suspensión durará un año y se impondrá además de las otras penas que por el mismo hecho señalare la ley”.

Con la legislación vigente no existe ningún mecanismo para hacer efectiva la sanción que corresponde al ciudadano que no vota, omisión que esta iniciativa pretende cubrir, aplicando una multa.

La iniciativa destaca que en América Latina países como Ecuador, Perú, Uruguay y Chile, tienen voto obligatorio con sanciones. El año pasado este último país cambió la legislación para pasar de un sistema de inscripción voluntaria por una sola vez y voto obligatorio a inscripción automática y voto voluntario.

El documento destaca que el promedio de participación en países con voto voluntario es de un 29 por ciento menor que el de los países con voto obligatorio con sanción fuerte y un 11 por ciento menor que los países con sanción débil y resalta que en otros países ha dado buenos resultados, "como en Chile, con cifras de 83 por ciento de votación; Bolivia, con 85 por ciento, y Brasil, con 82 por ciento".

La propuesta resulta interesante, pero también debe de ponderarse darle un valor a los votos nulos o en blanco en las elecciones, ya que representan un rechazo al sistema y se incrementaría con el voto obligatorio.

Por otro lado, la iniciativa omite especificar cuales causas se consideran justificativas de no emitir el voto, como son analfabetismo, personas de avanzada edad, situaciones de marginación, enfermedad, impedimento físico, estar fuera del país.

Asimismo la refroma implica establecer un sistema de revisión posterior a una elección en el que se determinará qué ciudadanos sufragaron y cuáles no, facultando a los órganos electorales para realizar esa  revisión y sancionar, con el costo que ese sistema implica.

Los legisladores pretenden que el proceso legislativo de la iniciativa concluya en el próximo período de sesiones, a fin de que sea aplicable en las elecciones del mes de julio de 2012.

En 2008 existió en Quintana Roo una propuesta sobre voto obligatorio, ya que en las elecciones de ese año sólo votaron el 30% de los electores, pero finalmente no prosperó.

 

www.miabogadoenlinea.net