El Presidente del Senado, José González Morfín, anunció que la Cámara de Senadores revisará esta semana la reforma política modificada por la Cámara de Diputados. Todo parece indicar que la intención es insistir en los temas que no fueron aceptados por los diputados.

 

El también líder de la bancada panista señaló que en esta última semana de sesiones pretenden votar un dictamen integral de Reforma Política en donde vayan incluidos todos los temas que retiraron los diputados.

 

"Me refiero, por supuesto, a la consulta popular o referéndum;  a la elección consecutiva de legisladores; a la iniciativa ciudadana en el ámbito local; a las candidaturas ciudadanas en el ámbito local, que también fueron retiradas; al veto del Presupuesto; a la posibilidad de que haya reconducción presupuestal” dijo el Senador González Morfín.

 

Hoy las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, de Estudios Legislativos y de Reforma del Estado se reunirán para discutir el proyecto de dictamen y determinar si se aceptan los cambios realizados por la Cámara de Diputados o se insiste en la propuesta original turnada por los senadores.

 

Es importante tener en consideración que conforme a lo previsto en el inciso E) del artículo 72 constitucional, la Cámara de Senadores sólo debe discutir aquellas partes desechadas por los diputados y las reformas o adiciones que propusieron, sin poder alterar en manera alguna los artículos aprobados por ambas Cámaras.

 

Este mismo inciso prevé que si las modificaciones hechas por los Diputados son aprobadas por  la Cámara de Senadores, se pasará todo el proyecto al Ejecutivo, para sus observaciones o publicación.

 

Pero si como señala el Senador González Morfin, los Senadores rechazan  las modificaciones de los diputados, el proyecto volverá a la Cámara de Diputados para que tome en consideración las razones de los senadores.

 

Si los diputados aceptan las propuestas de los senadores, el proyecto, en lo que haya sido aprobado por ambas Cámaras, pasará al Ejecutivo para sus observaciones o publicación.

 

Pero si los diputados insisten en modificar la reforma política, todo el proyecto no volverá a presentarse sino hasta el siguiente período de sesiones, a no ser que ambas Cámaras acuerden que se expida la ley o decreto sólo con los artículos aprobados, y que se reserven los adicionados o reformados para su examen y votación en las sesiones siguientes.

 

En resumen, los ciudadanos estamos atrapados entre las dos Cámaras, y si ninguna cede, es posible que no exista ninguna reforma política.

 

www.miabogadoenlinea.net