WalMart ha realizado en Estados Unidos una serie de anuncios para negociar las demandas laborales que tiene, bajo el argumento de que estas demandas tienen muchos años y no reflejan las políticas actuales de la empresa.

Sus detractores señalan que más bien se debe a que la administración Obama buscará regular la contratación por tiempo parcial, esquema utilizado por WalMart, por lo que la empresa busca con estos acuerdos “limpiar la casa” antes de que llegue la siguiente administración y que no la pongan como ejemplo de estas contrataciones abusivas de sus trabajadores.

Pero este Goliat ha recibido derrotas también en nuestro país, ya que el pasado mes de septiembre se declaró inconstitucional la política de la empresa de entregar vales de despensa a sus empleados, que sólo pueden hacerse válidos en sus tiendas, equiparándolo a las tiendas de raya que existían en el Porfiriato.

Raúl Avila Andujo es uno de los beneficiados con la sentencia de la Corte, y pensaba que lo de los vales era una buena prestación. “Pues mire, legalmente…, como no sabe uno de leyes, uno lo ve normal; si fuera uno conocedor de leyes, lo vería de otra manera, pero pues, nada más lo que sabe uno”.

Raúl y de otros trabajadores también demandaron a WalMart porque en un principio la empresa los contrató con la prestación del transporte de Villitas a Chihuahua capital, en un trayecto de hora y media. Sin embargo, tras el despido de varios trabajadores de Villitas, la empresa decidió suspender la prestación del transporte porque no le convenía pagar por el traslado de solo cuatro trabajadores.

Total, que ni en México, ni en Estados Unidos fue un buen año para WalMart en materia de sus relaciones laborales.

Fuente El Universal

miabogadoenlinea.net

Pin It