Con el objetivo de impulsar la economía este último trimestre, este fin de semana se realiza en nuestro país una copia del famoso “Black Friday” o Viernes Negro de Estados Unidos, en el que un día después del Día de Acción de Gracias los comerciantes rebajan los precios de forma increíble.

 

Aquí se llamará “Buen Fin” y es un esfuerzo conjunto de empresas comerciales y gobierno federal en donde se supone que habrá descuentos del 10 al 50%.

 

Tal vez los comerciantes y autoridades deberían tomar las experiencias del país vecino y extremar las precauciones y medidas de seguridad, ya que el Viernes Negro es conocido por multitudes histéricas que causan las lesiones no intencionales.

 

La emoción de ir de compras temprano en la mañana y los precios muy rebajados, en ocasiones provocan que las personas pierdan el control y traten de forzar la entrada a las tiendas antes de tiempo.

 

En 2008  en un Walmart de Long Island un empleado murió cuando cerca de dos mil personas entraron a la tienda en estampida, cinco minutos antes de la hora de apertura. Al ver a su compañero en el piso, otros empleados trataron de ayudarlo pero la gente continuaba pasando, ignorándolos.

 

Cuando llegó la ayuda de la policía y de los paramédicos, también fueron atropellados por lo que obligaron a la tienda a cerrar, aunque los empujones continuaron al salir las personas molestas del lugar.

 

Este es un incidente parecido a lo que ocurrió en el centro nocturno News Divine, así que esperemos que se ajusten las medidas de seguridad.

 

 

www.miabogadoenlinea.net