El 1° de septiembre inició operaciones oficialmente la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, pero lo hace sin presupuesto suficiente, sin consejeros, sin delegaciones y con una oficina central temporal.

 

Para lo que resta del año en curso, la dependencia cuenta con un presupuesto de 53 millones de pesos, recursos con los que sólo se atenderán a 5 mil contribuyentes hasta fin de año aunque el padrón del SAT es de 35 millones de causantes y en el país se registran 2.5 millones de actos administrativos, los cuales están conformados por juicios administrativos, liquidaciones con créditos fiscales, además de requerimientos de información, cumplimiento de obligaciones y alrededor de 60 mil juicios fiscales.

 

En el presupuesto para 2012 la Procuraduría solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público un presupuesto de 700 millones de pesos y la Secretaría le asignó un presupuesto de 249 millones.

 

La Procuradora Diana Bernal Ladrón de Guevara señaló que esos recursos apenas alcanzarían para cubrir el gasto de nómina, pero no así el operativo. Ese presupuesto sería suficiente sólo para contratar 115 personas, incluyendo a los 58 que actualmente laboran en la Procuraduría.

 

Conforme al artículo 4 de la Ley Orgánica de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, ésta debe contar con un delegado y el personal jurídico y administrativo necesario por cada sala regional del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, que actualmente son 45 en todo el país. Sin embargo, la Procuraduría planea instalar 20 delegaciones, lo cual será imposible con el presupuesto que se le está otorgando. “El tema del gasto operativo se está descuidando”, destacó la Procuradora.

 

Por otra parte, conforme al artículo 12, fracción II, el Órgano de Gobierno de la Procuraduría se integra por el Procurador, que lo preside, y seis consejeros independientes que deben ser designados por el Presidente, nombramientos que no se han realizado hasta el momento, a pesar de que por ley antes de que empezara a operar la PRODECON el órgano de gobierno debía estar constituido y el Estatuto Orgánico aprobado.

 

Por su parte, el titular de Hacienda, Ernesto Cordero, señaló que lo importante es no generar más burocracias: "Nadie se opone a que los contribuyentes ejerzamos nuestros derechos, nos defendamos, tengamos a alguien que vea por nuestros derechos como contribuyentes", comentó, "Pero creo que también los contribuyentes con nuestros recursos tenemos que estar muy atentos para que no se generen burocracias nuevas y excesivas, y creo que en ese sentido, de acuerdo con la realidad del país, se le asignará un presupuesto correspondiente a esta Procuraduría", dijo ayer al término de una reunión con banqueros.

 

La PRODECON protegerá los derechos de los contribuyentes que hayan sido afectados por créditos o adeudos determinados injustamente por el SAT, IMSS o Infonavit, y está autorizado para atender quejas de hasta 30 veces el salario mínimo anual, lo que representa 655 mil 29 pesos.

 

La titular de la PRODECON hizo un exhorto tanto al Poder Legislativo, como al Ejecutivo para aprobar un “presupuesto decoroso” para el ejercicio fiscal del 2012, con la finalidad de que el organismo pueda cumplir con lo que establece la Ley, la cual, recordó, está  próxima a cumplir cinco años de estar en vigor.

 

A pesar de las restricciones presupuestarias, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente cuenta con  oficinas temporales, ubicadas en Nuevo León 250, piso 11, colonia Hipódromo Condesa. Dará servicio de 08:30 a 15:30 horas y sus teléfonos son: 26-36-36-60, 61 y 62.

 

 

www.miabogadoenlinea.net