El Tribunal Unitario del 27 Circuito, luego de una apelación que promovió el Ministerio Público de la Federación contra la resolución del Juzgado Segundo de Distrito con sede en Quintana Roo, incrementó a 112 años seis meses de prisión y más de 527,000 pesos, la pena impuesta al empresario Jean Touma Hanna Succar Kuri, por los delito de pornografía infantil agravada y corrupción de menores en agravio de siete menores de edad.

 

La pena que impuso el magistrado del Tribunal Unitario fue de 16 años por cada una de las víctimas, aunque Succar Kuri en realidad cumplirá 60 años de cárcel, ya que conforme al artículo 25 del Código Penal Federal es la pena máxima aplicable a un sentenciado.

 

Succar, actualmente de 71 años, fue detenido en Estados Unidos en 2004, adonde había huido, y fue extraditado a México dos años después. En marzo pasado, el juez Segundo de Distrito de Quintana Roo, lo sentenció a 13 años, un mes y 15 días de prisión pero tanto el acusado como el ministerio público federal apelaron la sentencia.

 

Los menores, seis niñas y un niño, afirmaron que Succar, quien se hacía llamar "Tío Johny", abusó de ellos en una de sus villas de Cancún y los obligaba a mantener relaciones sexuales entre sí para grabarlos.

 

En lo que se refiere a la reparación del daño moral, se condenó al empresario al pago de todos y cada uno de los tratamientos de rehabilitación física y psicoterapéutica que con motivo de los hechos juzgados hayan erogado los ofendidos. Lo anterior independientemente de la reparación del daño que asciende  a 350,000 pesos para cada víctima.

 

El defensor de las víctimas, Xavier Olea Peláez, dijo que se encuentra satisfecho con esta sentencia: “Es una sentencia histórica porque esto marca en la judicatura nacional la importancia de este tipo de delitos que deben de castigarse ejemplarmente, como ayer lo hizo el magistrado del Tribunal Unitario, José Angel Mattar Oliva”, resaltó. 

 

Mencionó que aún falta proceder contra Pita Rodríguez, mujer de Succar, pues tuvo una participación importante en estos ilícitos ya que era la encargada de amenazar a las menores ultrajadas por su marido, además de otro empresario señalado por una de las víctimas. 

 

Dijo que esperará que la Procuraduría General de la República retome las dos averiguaciones y se ejercite la acción penal en contra de estas dos personas. 

 

 

Más información El Economista

 

 

www.miabogadoenlinea.net