La Real Policía Montada de Canadá está investigando las denuncias presentadas en contra de la empresa Blackfire Exploration Ltd, presentadas por organizaciones no gubernamentales tanto candienses como mexicanas, que señalan a la empresa como responsable de sobornar al alcalde del municipio de Chicomuselo, Chiapas.

 

La Real Policía Montada de Canada obtuvó una orden para catear las oficinas en Calgary de la empresa a fin de encontrar evidencias  de los sobornos, ya que presuntamente a través de su subsidiaria en México, entregó a Julio César Velázquez Calderón, presidente municipal de Chicomuselo, Chiapas durante el periodo 2008 a 2010, sobornos por más de 19,000 dólares candiense a cambio de que éste le garantizará seguridad y el control de los pobladores inconformes por la presencia de esa empresa.

 

Esta historia de corrupción fue denunciada en nuestro país desde el 15 de junio de 2009, por el Director General de Blackfire Exploratión México,  Artemio Ávila Cervera, en sendas cartas entregadas a la Coordinación General de Atención Ciudadana del Poder Ejecutivo del Estado de Chiapas, al Congreso del Estado, y en la Secretaria General de Gobierno, en las que la empresa acusa al expresidente municipal, Julio Cesar Velázquez Calderón de extorsión, asociación delictuosa, incitación a la violencia, ataques a las vías de comunicación entre otras.

 

Ávila Cervera señala que fueron "extorsionados por el presidente municipal de Chicomuselo, desde que iniciamos operaciones por la cantidad de 10 mil pesos mensuales, según él, para no levantar en armas al ejido y la cantidad de 100 mil pesos para la feria del pueblo, mismos que le fueron entregados, $75,000.00 a la cuenta del presidente municipal, en el banco Bancomer y $25,000 pesos a nombre de otra persona que, según el presidente municipal, era el presidente del patronato de la feria del pueblo. El presidente municipal de Chicomuselo  nos ha solicitado en diversas ocasiones boletos de avión para viajar a la ciudad de México, para él, su esposa e hijos, y de algunos de sus colaboradores, peticiones que hemos cumplido, además nos pidió el presidente Velázquez Calderón, le trajéramos a la vedette Niurka, para que actuara en Chicomuselo, pero también que viniera contratada para que pasara una noche sexual, con dicho presidente por lo tanto y de tanta exigencia ,decidimos no satisfacer sus peticiones”

 

Ávila Cervera señala en esa carta que debido a esa negativa, el expresidente municipal  inició una campaña en contra de la minera. En la denuncia se exhibieron copias de los depósitos que mes con mes realizaba  la empresa Blackfire Exploración a favor de Velázquez Calderón.

 

Esa denuncia de Blackfire Exploration México, es la que está sirviendo de base a la investigación que se sigue en Canadá, impulsada por organizaciones no gubernamentales tanto canadienses como mexicanas.

 

Blackfire explotaba una mina, la mayor mina de barita del mundo, en el ejido de Grecia, en el municipio de Chicomuselo, con una producción proyectada de 360 mil toneladas anuales de esta piedra que es utilizada para la perforación petrolífera, e ingresos por más de 45 millones de dólares cada año.

 

La barita permite que las perforaciones petroleras permanezcan abiertas sin riesgo de explosión por fricción o por bolsas de gas, ya que al ser mezclada no produce chispas.

 

Los problemas escalaron para la minera el 27 de noviembre de 2009, cuando el líder local antiminero Mariano Abarca Roblero fue asesinado, deteniéndose dos semanas después a tres empleados de la mina y la clausura de la mina por supuestas razones ambientales por parte del Gobierno estatal en octubre de 2010, y permanecerá cerrada hasta que cumpla los requerimientos estatales, según decisión judicial.

 

En Canadá, Blackfire niega haber pagado sobornos, declarando que el dinero estaba destinado a apoyar al municipio de Chicomuselo, entendiendo que los depósitos se realizaban a la cuenta del gobierno municipal. 

Más información en The Globe and mail

www.miabogadoenlinea.net