El ayuntamiento de San Luis Río Colorado ofrece descuentos en servicios municipales a cambio de perros callejeros para sacrificarlos, como medida para controlar el problema que genera la sobrepoblación de hasta 70 mil perros callejeros, en un municipio de 178,380 habitantes.

 

El alcalde del municipio, Manuel Baldenebro Arredondo, dice que la medida ha sido exitosa, ya que en los últimos dos años se han exterminado 17 mil perros.

 

"Cuando la población canina pone en riesgo a la población humana, tenemos que tomar estas medidas. Estamos en contra del sacrificio del animal, pero de decir 'pobrecito el perro', a decir 'pobres de los niños', pues mejor el perro", dijo Baldenebro.

 

"Imposible (caer en una cacería de perros), porque adquirimos un perro con el recibo de agua o predial (del dueño), y sólo tiene una oportunidad, no me va a llegar con 10 perros", explicó.

 

Conforme a la Norma Oficial Mexicana NOM-033-ZOO-1995, Sacrificio humanitario de los animales domésticos y silvestres, el sacrificio humanitario por exceso en el número de animales domésticos de una especie, está previsto cuando signifique un peligro comprobado para la salud pública.

 

Asimismo, la citada norma define como trato humanitario el conjunto de medidas para disminuir la tensión, sufrimiento, traumatismos y dolor a los animales, incluyendo la etapa de captura.

 

Este es el segundo caso en el que las autoridades municipales violan la normatividad, justificando su actuación en que están atacando un problema de salud pública.

 

Insistimos, los ciudadanos debemos respetar el estado de derecho, el marco legal que nos rige, pero si las autoridades son las primeras en violar las disposiciones más elementales, difícilmente pueden exigirle a los ciudadanos el cumplimiento de la Ley.

 

Más información en Vanguardia 

 

www.miabogadoenlinea.net