Los artículos 469, fracción IV y 937 de la Ley Federal del Trabajo fueron declarados inconstitucionales por el Juzgado Tercero de Distrito en materia de trabajo con sede en el Distrito Federal, al considerar que son violatorios de la garantía de audiencia.

 

Estos preceptos legales prevén que una vez estallada la huelga, únicamente los trabajadores, por conducto de los sindicatos, pueden someter la decisión del conflicto al arbitraje de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, ya que el artículo 469 establece las causas por las cuales termina una huelga, entre las que se encuentra la fracción declarada inconstitucional que a la letra dice “Por laudo de la Junta de Conciliación y Arbitraje si los trabajadores huelguistas someten el conflicto a su decisión”.

 

Por otra parte el artículo 937, también declarado inconstitucional, señala principalmente que “Si la Junta declara en el laudo que los motivos de la huelga son imputables al patrón, condenará a éste a la satisfacción de las peticiones de los trabajadores en cuanto sean procedentes, y al pago de los salarios correspondientes a los días que hubiese durado la huelga”.

 

Según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, estas disposiciones han propiciado que algunas huelgas se prolonguen indefinidamente como en el caso de la empresa que promovió el amparo, Industrial Minera México, S.A. de C.V., Unidad San Martín, en el cual el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, mantiene una huelga estallada desde 2007, sin que a la fecha haya solicitado el arbitraje.

 

Este amparo, de no ser recurrido por los trabajadores, permitirá que la empresa inicie el arbitraje ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, para finalmente poder poner fin al conflicto.

 

Más información Secretaría del Trabajo y Previsión Social

 

www.miabogadoenlinea.net