Esta Semana la Suprema Corte de Justicia de la Nación seguirá discutiendo como se aplicará en nuestro orden nacional la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso de Rosendo Radilla Pacheco, maestro que el 25 de agosto de 1974 fue detenido en un retén militar del Ejército en Atoyac de Álvarez, Guerrero, por su relación con Lucio Cabañas, y no se le volvió a ver.

 

Esa sentencia cita en las Medidas de satisfacción y garantías de no repetición de la violación a los derechos humanos un “control de convencionalidad” ex officio entre las normas internas y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

 El texto dice que “ cuando un Estado ha ratificado un tratado internacional como la Convención Americana, sus jueces, como parte del aparato del Estado, también están sometidos a ella, lo que les obliga a velar porque los efectos de las disposiciones de la Convención no se vean mermados por la aplicación de leyes contrarias a su objeto y fin, que desde un inicio carecen de efectos jurídicos. En otras palabras, el Poder Judicial debe ejercer un “control de convencionalidad” ex officio entre las normas internas y la Convención Americana, evidentemente en el marco de sus respectivas competencias y de las regulaciones procesales correspondientes.”

Para ministros como Arturo Zaldívar Lelo de Larrea este criterio implica “una justicia más cercana a la gente”, para otros, se trata de una facultad que debe ser sólo del Poder Judicial Federal, ya que decir lo contrario implica alterar el orden de jurisdicción nacional.

 

La Corte definirá si esta medida implica necesariamente una condena que la Suprema Corte de Justicia de la Nación deba cumplir y por tanto pronunciarse estableciendo una tesis al respecto, que implicaría que los jueces del país pueden no aplicar leyes que sean contrarias a la Constitución y los tratados internacionales sobre derechos humanos; o si simplemente se trata de un criterio orientador que no constituye una obligación.

 

Además, la Corte analizará el fuero militar previsto en el artículo 57 del Código de Justicia Militar a fin de que sea compatible con la Convención Americana de Derechos Humanos.

 

www.miabogadoenlinea.net