En el marco de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA México 2011, la Procuraduría Federal del Consumidor se prepara para multar al Estadio Corregidora de Querétaro por condicionar el acceso a los palcos al consumo de una determinada marca, en el partido celebrado entre Brasil y Japón.

 

El día en que se celebró ese encuentro, personal de la delegación Profeco simuló ser un consumidor que asistía a presenciar el encuentro deportivo con bebidas de determinada marca comercial y comprobó que le fue negado o condicionado el acceso, por lo que se dio inicio a una visita de verificación.

 

En dicha visita, además de que se condicionó la entrada se detectó que ese día no se anunció o exhibió en las taquillas el precio de los boletos.

Al violar la Ley Federal de Protección al Consumidor se iniciará un procedimiento administrativo por infracciones al  Estadio Corregidora, por lo que podría hacerse acreedor a una multa de hasta dos millones de pesos.

 

Más noticias en El Economista

 

www.miabogadoenlinea.net