Imprimir
Categoría: El Derecho y México
Visto: 853

Todo empezó cuando en las fiestas patronales del pueblo de Hueytlalpan en Puebla, en un receso del jaripeo, pidió  a los niños que bajarán  a participar en distintas competencias.

 

Se pidió cooperación económica de los asistentes para otorgar premios a los niños, que tenían de 6 a 12 años de edad, y se reunieron 700 pesos. Al principio se trataba de dar vueltas, para que al final caminaran como borrachitos ganando el que quedará de pie. 

 

Después el locutor  ofreció 50 pesos  a los niños que se quitarán la camisa, otros 50  a los que se quitarán el pantalón y finalmente 50 al que se quitará el calzón.

 

Cuatro niños se ganaron los $150.00 pesos  y  a dos de ellos el locutor los motivó para que corrieran alrededor del ruedo.

 

Ya existen diversos testimonios que señalan que el animador acostumbra este tipo de entretenimiento, y que inclusive lo ha hecho con jovencitas induciéndolas a quitarse la blusa.

 

Aunque existen testimonios de que el Presidente Municipal se encontraba presente en estos hechos, el lo niega.

 

La Diputada Local Irma Ramos Galindo ya presentó una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y también lo hará ante la Procuraduría General de la República.

 

De estos hechos se pueden derivar los delitos de corrupción de menores y pornografía infantil, tanto en materia federal como en materia local, y estamos en presencia de un delito de competencia tanto local como en el federal, en el que pueden ser señalados como responsables no sólo el conductor del evento, sino los padres de familia y los que posean imágenes o video.

 

Fuente El Universal

 

 
www.miabogadoenlinea.net