En la Comisión Permanente del Congreso de la Unión se presentó una iniciativa para reformar el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, a fin de regular las campañas políticas en Internet.

 

En la exposición de motivos se señala que no existe ninguna regulación para limitar el gasto de publicidad política en Internet, para controlar los tiempos de campaña y precampaña en ese medio y fiscalizar el gasto electoral en la red.

 

Sin duda, se trata de una iniciativa que va acorde con los tiempos modernos, pero que no alcanza su objetivo al desconocer los alcances de la red de redes y carecer de una técnica legislativa adecuada.

Se reforma el inciso 5 del artículo 228 para limitar la difusión de los informes de los servidores públicos pretendiendo que se aplique en Internet la misma limitación de cobertura regional que se intenta aplicar en otros medios convencionales como radio y televisión, en lo cual tampoco se ha tenido éxito.

 

Finalmente, en el artículo 341 hace responsables a los proveedores de servicios de Internet por la publicidad electoral ilegal, cuando con quienes se contrata esa publicidad es con los operadores de la red como Google o Yahoo.

 

Así que esta iniciativa se queda sólo en un discurso político para generar titulares,  pero que resulta inviable en la realidad.

 

Más información El Financiero

 

www.miabogadoenlinea.net