La Fiscalía General del Estado de Chihuahua, a través de la la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, informó que el lunes se realizó un operativo sorpresa de revisión a la Unidad de Bajo Riesgo del sitema penitenciario de Chihuahua, ubicada en el centro de la Cd. de Chihuahua, descubriendo y desmantelando un bar surtido y equipado como cualquier otro en la ciudad, e incluso con dos mesas de billar.

 

En el bar encontraron además 200 latas de cerveza, una caja con doce botellas de tequila y veinte botellas de vodka, entre otros bienes decomisados, como dos armas de fuego, armas punzocortantes, celulares, mariguana y heroína.

 

Para realizar la inspección en cada celda, todos los internos, tanto hombres como mujeres, fueron concentrados en las canchas deportivas de sus respectivas áreas.

 

El subdirector del penal, Fernando Oropeza Oaxaca, fue suspendido de sus funciones por estos hechos y quedó sujeto a investigación, además de otros funcionarios,  ya que resulta materialmente imposible que el mobiliario y las bebidas hayan sido introducidos al penal sin que se hubieran percatado las autoridades internas y custodios.

 

La Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales es responsable de vigilar el adecuado funcionamiento de las cárceles y establecimientos penitenciarios, así como de los centros especializados de internamiento para adolescentes y demás instituciones similares.

 

La Unidad de Bajo Riesgo es la destinada a los internos en contra de los cuales se haya dictado sentencia firme que los condene a permanecer privados de su libertad, y que de acuerdo con el estudio correspondiente exhiban un perfil de bajo riesgo.

 

Más información en el Diario de Chihuahua

 

www.miabogadoenlinea.net