Recientemente el titular del poder ejecutivo del estado de Puebla, envió al congreso local una iniciativa que modifica los Códigos Civil y de Procedimientos Civiles del estado  a fin de agilizar los trámites de adopción.

 

La controversia ha surgido alrededor de la reforma al artículo 579 del Código Civil en el que específicamente se señala que las personas solteras tendrán el derecho a adoptar, generando opiniones contrarias de diversos sectores entre ellos el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, quien reprobó la posibilidad de que personas solteras obtengan la tutela de un menor.

 

El arzobispo no considera “…lo más conveniente que personas solteras adopten, tendrán que ser familias estables, familias que den precisamente lo que a estos niños les ha faltado", concluyó.

Sin embargo, no es necesaria una reforma para que las personas solteras puedan adoptar en Puebla, ya que la disposición vigente lo  permite al establecer que  “Pueden adoptar los mayores de edad, en pleno ejercicio de sus derechos…”  ratificándose tal posibilidad por lo previsto en el artículo 581 que señala que “nadie puede ser adoptado por más de una persona” salvo en el caso de que la adopción se realice por cónyuges. Y estas normas existen al menos en diez o más estados de la República.

 

En realidad la reforma limita la posibilidad de adoptar a las personas menores de 25 años, ya que la iniciativa establece  esa edad como límite mínimo para solicitar la adopción, y aumenta la diferencia que debe existir entre adoptante y adoptado que pasa de 16 a 17 años.

 

Así, con el marco jurídico vigente, los modelos alternativos de familia pueden adoptar sin ningún impedimento legal, llevando una vez más los líderes sociales a la división de la sociedad, cuando no existe ningún sustento, como es en este caso.

 

Más información en El Universal

 

www.miabogadoenlinea.net