Después de siete años de proceso, el juez segundo de distrito en Cancún, Quintana Roo, Alfonso Gabriel García Lanz, condenó al empresario  Jean Succar Kuri a 13 años, un mes y 15 días de prisión por la comisión de los delitos de pornografía infantil y corrupción de menores previstos y sancionados por los artículos 201 y 201 bis, y agravados por el numeral 201 bis 2, del Código Penal Federal.

 

Asimismo se le condenó al pago de una multa de  dos mil seiscientos veinticinco días, equivalente a $85, 830.00 y reparación del daño moral ocasionado a las menores, por lo cual deberá pagar a cada una de las afectadas la cantidad de $350,000.00

Ante las autoridades del Estado de Quintana Roo, Succar Kuri aun tiene acusaciones pendientes por violación, violación equiparada y corrupción de menores.

 

Jean Succar Kuri, era propietario de los negocios Coral Reef, Villas Solymar y otros, como restaurantes y comercios en la zona hotelera y en el aeropuerto internacional de Cancún.

 

Pero también operaba una red de prostitución y pornografía infantil con ramificaciones en Los Ángeles, California, en complicidad con su esposa utilizando a los niños como objetos sexuales, llegando a grabar videos en los que quedaba constancia de los abusos, los cuales posteriormente eran comercializados.

 

El empresario tenía en su lista de pornografía infantil a unas 20 niñas y algunos niños de entre 8 y 14 años de edad, los que también eran trasladados a Los Ángeles y a otras partes de Estados Unidos para participar en encuentros sexuales.

 

Con el tiempo que lleva en prisión preventiva, sujeto  a proceso, a Succar Kuri le quedan por purgar seis años más de cárcel, aunque aún faltan las penas que se le impondrán en el fuero común.

 

www.miabogadoenlinea.net