El pasado tres de febrero el Diputado Gerardo Fernández Noroña desplegó una manta en la que insinuaba el presunto alcoholismo del presidente Felipe Calderón, lo que derivó en una controversia que llevó al despido y recontratación de una periodista.

 

Sobre este tema, el día de ayer el senador Ricardo Monreal presentó una iniciativa de reformas para que dentro de los requisitos para ser Presidente de la República, Secretario del Despacho, Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Procurador General de la República y candidato a diputado, “el tener la salud física y mental suficiente para desempeñar el cargo y no ser sujeto de ninguna adicción, de conformidad con los resultados que serán públicos de los exámenes de aptitudes, de salud física y de salud mental de una institución médica reconocida.”

 

En la exposición de motivos de la iniciativa el senador Monreal señala que “a lo largo de la historia se ha confirmado que la condición emocional, física y psicológica de los gobernantes ha repercutido en forma positiva o negativa en el devenir de las naciones …Desde el Emperador romano Calígula hasta Adolfo Hitler se puede analizar personajes tiránicos de la historia mundial que padecían de serios trastornos psicológicos y emocionales”.

En su alocución destaca el resultado de las pruebas sicológicas y psiquiátricas practicadas a Vicente Fox y que constan en el expediente de anulación de su matrimonio religioso con Lilian de la Concha Estrada. En el análisis de 37 páginas se destacaba que el expresidentes padecía un “grave trastorno de personalidad” advirtiendo que el ex presidente “es narcisista e histriónico (y/o histérico) estableciendo la prohibición expresa de volver a contraer matrimonio religioso, sin antes consultar al tribunal eclesial.”

 

Con base en lo anterior, Monreal considera fundamental “evitar que personajes con graves trastornos de personalidad vuelvan a ocupar un cargo de responsabilidad política”

 

Concluye diciendo que al igual que en cualquier trabajo en el sectopr privado, en el que se requiere aprobar varios exámenes psicométricos y presentar un certificado de salud; con mayor razón deben presentar estos certificados los responsables de conducir al Estado mexicano y su gobierno.

 

Ricardo Monreal omite señalar que la Sacra Rota Romana señaló que el diagnóstico en ningún momento descalificó a Vicente Fox para gobernar. “Desde luego, el incapaz al matrimonio puede permanecer capaz de desempeñar otros deberes que son ajenos a esta integración interpersonal e intrapersonal. Esta advertencia es de suma importancia en el caso de que el actor (Vicente Fox) ha alcanzado objetivos altísimos que se propuso en la vida”, menciona el informe.

 

Esta iniciativa fue presentada inicialmente el día 9 de diciembre de 2008, pero hasta el momento no ha sido dictaminada.

 

www.miabogadoenlinea.net