El pasado jueves, el Senador Tomás Torres Mercado, presentó ante el pleno del Senado una iniciativa de Decreto de Emergencia para Preservar los Derechos de los Ciudadanos en las Acciones y Operativos del Gobierno Federal contra el Crimen Organizado.

 

La iniciativa pretende obligar al ejecutivo a “establecer reglas y protocolos de actuación de policías y militares, que permitan preservar la vida, la integridad física y el patrimonio de los ciudadanos” en el combate al crimen organizado y la situación de violencia

El documento propone que la Policía Federal e instituciones armadas de México establezcan un protocolo específico de carácter imperativo que incluya reglas y mecanismos que permitan identificar plenamente a las instituciones que participen en las acciones y operativos; técnicas y tácticas que permitan un uso racional y legítimo de la fuerza, en las que se especifiquen niveles y los supuestos de aplicación de los mismos. Estos niveles deben de ser de presencia disuasiva, persuasión verbal, reducción física, utilización de fuerza no letal y uso de fuerza letal.

También deben incluir reglas y mecanismos de coordinación obligatoria y auxilio a las autoridades locales, que den mayor eficiencia a los despliegues y atenúen sus efectos negativos en la población civil, así como lineamientos para prevenir a la población civil de riesgos asociados a los operativos y un apartado específico de protección a las garantías y los derechos humanos.

 

En el caso específico de retenes temporales instalados en vías de comunicación o lugares públicos señala que estos deberán contar, cuando menos, con señalización clara que permita su plena identificación; puntos de pre revisión en los que se proporcione información a los ciudadanos e impidan confusiones y cámaras de video que permitan la filmación del tránsito de vehículos y personas por el retén.

 

Como elementos adicionales, obliga a estos puntos de revisión a contar con mecanismos de inmovilización de vehículos que no atiendan la revisión y elementos policíacos o militares debidamente capacitados.

 

El protocolo que propone el senador, es un tema que ya hemos tocado en esta web, y que se conoce como reglas de combate o “rules of engagement”. En esas reglas se especifica, entre otros puntos, cuando se puede hacer uso de la fuerza y cuando y a que le pueden disparar. Hasta el momento sólo la Marina cuenta con dichas reglas, pero de aprobarse el decreto, obligará al resto de los responsables de la seguridad a emitirlas dando sustento jurídico a su actuación, pero también protección a los ciudadanos.

 

www.miabogadoenlinea.net