En un nuevo intento por regular las tasas de interés bancarias en nuestro país, la fracción parlamentaria del PRD presentó en días pasados una iniciativa para modificar Ley del Banco de México y a la Ley de Instituciones de Crédito.

 

La iniciativa propone adicionar a la Ley de Instituciones de Crédito un artículo 113 bis 5, para sancionar con prisión de tres a nueve años a quien pretenda cobrar intereses o accesorios 'usurarios' (sic), entendiendo por estos aquellos que se ubiquen “quince puntos porcentuales por arriba de las tasas y accesorios promedio que el intermediario pague efectivamente por operaciones pasivas al público en general, a través de instrumentos colocados en sus sucursales”.

 

 

Asimismo, con ese fin se busca facultar al Banco de México para que de manera trimestral publique los diferenciales entre los promedios de las tasas pasivas y los promedios de las tasas activas que, efectivamente, se ofrezcan en sucursal ,por cada institución de crédito autorizada para operar en el país.

 

También se pretende prohibir a las instituciones financieras que establecern una diferencia en las tasas de ahorro que “se aparten significativamente” de las tasas aplicables en el crédito, debiendo las autoridades financieras “evitar prácticas y acuerdos monopólicos que se traduzcan en condiciones usurarias en agravio del público usuario”.

 

Desde 2007 se ha venido legislando para regular las tasas de interés, aunque nunca se ha establecido un límite a las mismas, como sucede en países como Venezuela, en donde el Banco Central Venezolano establece la tasa máxima de interes que los bancos pueden cobrar y que en estos momentos se mantienen en un 17%.

 

Más información en El Economista

 

www.miabogadoenlinea.net