En esta época de fin de año debemos estar atentos a fin de estar seguros del precio total que vamos a pagar por una comida o un regalo ya sea para nosotros o nuestros seres queridos.

 

Conforme al artículo 7 Bis de la Ley Federal de Protección al Con sumidor todo comerciante está obligado a indicarnos de forma notoria y visible el monto total que debemos pagar, y desde el 18 de noviembre debe incluir en ese precio  impuestos, comisiones, intereses, seguros y cualquier otro costo, cargo, gasto o erogación adicional, a fin de evitar que nos llevemos sorpresas. De no hacerlo, los comerciantes recibirán multas que van de de $381.30 a $1’220,141.12.

 

La definición de precio total ya se incluía en el artículo 6 de la citada Ley, pero no es sino hasta 2004 que se obliga a los proveedores a exhibir el monto total a  pagar por los bienes, productos o servicios que ofrezca al consumidor de forma visible y que se les sanciona en caso de no cumplir con esta obligación.

 

Y en julio de este año la obligación se reforzó para que los proveedores incluyan todos los cargos adicionales que puede incluir el precio, a fin de que el consumidor tenga la certeza del monto que debe cubrir para adquirir el bien, producto o servicio de su interés.

 

Así que este fin de año no permita que le sorprendan, con pagos en mensualidades, que en apariencia implican un precio menor, exija que le informen el precio total, y no sólo eso, sino que los precios totales estén a la vista.

 

Si no es así, denuncie ante la Procuraduría Federal del Consumidor, y aunque no lo parezca, usted se verá beneficiado, ya que con su denuncia evitará que los comerciantes utilicen prácticas engañosas en contra de los consumidores, especialmente en el caso de tarifas aéreas, paquetes vacacionales, telefonía móvil, televisión por satélite o cable, Internet, etc.

 

Sin denuncia, PROFECO no puede multar y no se erradicaran estas prácticas.

 

www.miabogadoenlinea.net