Yucatán es uno de los estados de la República en los que se define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. Una pareja homosexual ha impugnado la reforma a la Constitución estatal de julio de 2009, por la que se adoptó esta definición del matrimonio como un vínculo heterosexual.

 

Los quejosos promovieron el amparo alegando que la reforma "niega la posibilidad de consolidar su relación ante el Estado", además de que viola la garantía no discriminación, prevista en la Constitución federal, así como varios tratados internacionales.

 

La demanda ya fue rechazada por un tribunal federal que consideró que los demandantes no tienen interes jurídico para impugnar una reforma constitucional.

 

La pareja solicitó un recurso de revisión ante el Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito, instancia que solicitó a la Suprema Corte de Justicia determinará si el asunto revestía la importancia y trascendencia necesaria para que fuera revisado por el alto tribunal. La Primera Sala de la Corte rechazó esta solicitud, por lo que el asunto deberá ser revisado por el citado tribunal.

 

Estas controversias surgen a partir de la reforma que en materia de matrimonio se realizó en el Distrito Federal y que fue avalada por la Corte, en la que se definió el como la unión de dos personas, sin establecerse el sexo de las mismas.

 

En contraste a esta controversia, Manuel Rafael Rodríguez García y Ana Naomi Arjona Rosas, transexual, oriundos del Puerto de Progreso, realizaron un acto simbólico para conmemorar el matrimonio que contrajeron el 17 de septiembre en el D.F., convirtiéndose en la primera pareja del mismo sexo que oficialmente están casados por lo civil y que como tal vivirán en familia en Yucatán.

 

Más información en Reporteros Hoy

 

www.miabogadoenlinea.net