En medio de la controversia, la Cámara de Diputados aprobó una reformaa la Ley del Seguro Social para que el organismo extienda vales canjeables en farmacias particulares las medicinas que el Instituto no pueda proporcionar  a sus derechohabientes.

 

Así se reformó el tercer párrafo del artículo 91 de la Ley del Seguro Social para que “en caso de que las farmacias del Instituto no cuenten con el abasto suficiente para el surtimiento de las recetas, se procederá utilizar cualquier medio de cambio electrónico o convencional como vales, bonos, tarjetas o algún otro mecanismo oficial”, que se entregará al asegurado para que pueda intercambiarlo por medicamentos.

 

Lo anterior, dice el dictamen, garantizará el derecho a los medicamentos y agentes terapéuticos a los beneficiarios, al tiempo que faculta al Consejo Técnico a emitir las disposiciones que correspondan, siempre y cuando, se encuentre sujeto a la disponibilidad presupuestaria del IMSS.

 

La reforma incluye tres artículos transitorios, en los que se solicita al IMSS que incluya en su informe sobre la situación financiera y los riesgos, el estado que guarda el abastecimiento de medicamentos en las farmacias y hospitales, a fin de aportar elementos de juicio para conocer la estrategia y cubrir la demanda de estos a nivel nacional.

 

Según el dictamen en la actualidad más del 95 por ciento de los medicamentos recetados son completamente abastecidos en las farmacias del IMSS y sólo un 5 por ciento representa los que no se pueden conseguir en ellas.

 

La iniciativa pasó al Senado para su discusión.

 

Más información Milenio

 

www.miabogadoenlinea.net