ABB, Inc. está a punto de declararse culpable de haber violado la Ley Anti Cohecho de Estados Unidos, al pagar sobornos para ganar contratos  en México con “una empresa estatal de electricidad”.

 

Según los documentos de la Corte, los sobornos se iniciaron en 1997, y trascendieron en 2009 cuando se divulgó que ABB, Inc. desde 2005 había informado al Departamento de Justicia y la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos que presuntamente algunos de sus empleados habían violado la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero que sanciona a cualquier persona o empresa que resida en ese país por sobornar a funcionarios extranjeros.

 

En el marco de las investigaciones las autoridades norteamericanas detuvieron a mediados de agosto a Ángela Gómez Aguilar y a su esposo, quienes establecieron una empresa que servía de enlace entre Néstor Moreno Díaz, quien fungía como Director de Operación de la Comisión Federal de Electricidad y ABB Inc, para entregarle los sobornos y asegurar contratos. Además presuntamente se encontraría involucrada también “Lindsey Manufacturing” que vendió los sistemas de emergencia de restauración eléctrica a CFE. Esta empresa celebró contratos con la paraestatal por 15 y 19 millones de dólares entre 2004 y 2007. Sin embargo las autoridades estadounidenses aun no inician acciones criminales contra esa empresa.

 

Según los documentos de la Corte, la CFE celebró contratos con ABB por 81 millones de dólares de 1997 a 2003. Presuntamente los Aguilar compraron a Moreno un Ferrari Spider 2005 por 297,500 dólares en febrero de 2007, un yate registrado en Chula Vista, California por 1.8 millones de dólares a nombre de Moreno, así como otras transacciones como el pago de 164,791 dólares a la tarjeta American Express de Moreno o 24,500 dólares para pagar la academia militar de su hijo.

 

Toda esta información se está confirmando al hacerse público el expediente, una vez que presuntamente ABB, se declarará culpable de los cargos. Además Fernando Basurto, un antiguo representante de ventas de ABB ya  se declaró culpable de cargos criminales en relación con este caso; y John O'Shea, ex gerente general de ABB, también fue acusado en relación con este asunto.

 

Moreno Díaz tiene una larga carrera en la CFE ya que entre otros cargos fungió como Subdirector de Generación, siendo responsable de los programas de Rehabilitación y Modernización del parque de generación y de mejora de la eficiencia térmica, así como de la coordinación del Plan de Seguridad en las instalaciones estratégicas de CFE.

 

Este funcionario ya había recibido acusaciones de corrupción por un presunto quebranto de 16. 2 millones de pesos  al prestar indebidamente equipos y materiales a la empresa Apycsa para cumplir con un contrato asignado por la CFE, mismos que no fueron devueltos según la denuncia de hechos.  Asimismo, se le involucró en otro quebranto millonario a CFE, beneficiando a la empresa Sistemas Eléctricos de Potencia, Automatización y Control, S.A. de C.V. Todo antes de que en abril de 2007 fuera nombrado Director de Operación.

 

Nestor Moreno pidió licencia sin goce de sueldo a la CFE cuando estas acusaciones empezaron a ser públicas, y el pasado 14 de septiembre renunció  a su cargo. Hasta el momento, no existe en nuestro país acusación en su contra, a pesar de que estas conductas son sancionadas por la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos con inhabilitación y multa, y que el cohecho y el enriquecimiento ilícito son conductas sancionadas en el Código Penal Federal.

 

Mas información en The Wall Street Journal

 

www.miabogadoenlinea.net