El estado de Jalisco es una de las entidades de la República que ha incluido en su Constitución la protección  a la vida. El artículo 4 establece que en ese Estado se reconoce, protege y garantiza el derecho a la vida de todo ser humano, al sustentar expresamente que desde el momento de la fecundación entra bajo la protección de la ley y se le reputa como nacido para todos los efectos legales correspondientes, hasta su muerte natural.

 

Ahora la asociación “Mexicanos por la Vida de Todos” promueve una iniciativa popular para incorporar al Código Civil un concepto de familia. La propuesta busca que en el libro segundo del Código se agregue el título cuarto y se defina a la familia como aquella integrada por “un hombre y una mujer por el vínculo legal del matrimonio orientada a la procreación, a los hijos y al bienestar de cada uno de sus miembros.” Con esta iniciativa indirectamente se busca impedir que parejas de un mismo sexo tengan la posibilidad de adoptar.

 

Para los doctrinarios del Derecho, y en virtud de las diversas leyes que regulan las relaciones entre las personas, la familia la constituyen “los cónyuges, los concubinos, los parientes, en línea recta ascendente y descendente sin limitación de grado, ya sean surgidos dentro o fuera del matrimonio, los colaterales hasta el cuarto grado, los afines y el adoptado entre si", por ello es que en las legislaciones no existe un concepto específico de familia, y cuando las disposiciones se refieren a ella, lo hacen en el sentido del conjunto de individuos unidos entre sí por nexos de consanguinidad, por afinidad o por adopción.

 

Por esta razón una definición de familia como la que se pretende en Jalisco no coincide con la cultura mexicana, porque excluye a todos los demás individuos con los que se tienen relaciones familiares, por ejemplo, aquellos núcleos vinculados por consanguinidad en los que no existe vínculo legal de matrimonio, como son el concubinato o los padres solteros.

 

Más información Milenio

 

www.miabogadoenlinea.net