En nuestro país, conforme al artículo 90  de la Ley de la Propiedad Industrial las denominaciones, siglas, símbolos o emblemas gubernamentales están protegidos y no son registrables como marca. Esta disposición ha llevado a omisiones en la protección de la propiedad intelectual del Estado. El ejemplo más reciente es la conmemoración del bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución.

El gobierno federal desarrollo un logotipo para estos festejos e identificó la denominación “Bicentenario” y “Centenario” misma que se identifica con la celebración de estas fechas, implementando una gran campaña de difusión.

Pero según información de El Economista, al no entrar en los supuestos del artículo 90, la palabra Bicentenario y el logotipo podrían haber sido registrados por el Gobierno Federal, pero no fue así, por lo que se han registrado muchos productos que han aprovechado las campañas del gobierno para promocionar sus productos.

Así, empresas como Tequila Cuervo, SA de CV., Holzer y Cia, SA de CV o Arte Visual Mexicano, SA de C.V., registraron la palabra para lanzar un tequila, un reloj conmemorativo  y hasta una playera, respectivamente, teniendo exclusividad sobre el uso de la palabra Bicentenario

Si el gobierno federal hubiera registrado estas denominaciones, evitaría que sólo unos cuantos obtuvieran beneficios, y a su vez hubiera obtenido regalías al otorgar licencias para productos oficiales del bicentenario o del centenario, que hubieran constituido ingresos propios para financiar los festejos.

Pero este problema es una constante. Por ejemplo, el logo del IMSS ha sido pirateado por una empresa de seguridad china llamada Zhongshan Giordon Audio Alarm Equipment, dedicada a la venta de alarmas para automóviles.

Desde hace más de cuatro años que la autoridades mexicanas saben de este plagio, pero hasta el momento no se ha realizado una acción concreta en beneficio del estado, a pesar de que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, IMPI, orientó a los funcionarios del IMSS sobre las acciones que se podían tomar al respecto.

Esperemos que en algún momento aprendamos a defender la propiedad intelectual del Estado.

www.miabogadoenlinea.net