El Senador Jorge Ocejo Moreno presentó una iniciativa para reformar la fracción III del artículo 109 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, para que las jubilaciones, pensiones y haberes queden exentas del pago.

 

La disposición data del año 1979 y establece que se cobrará el impuesto a las pensiones cuyo monto excede de nueve veces el salario mínimo general del área geográfica de donde vive el pensionado, equivalente en promedio a más de 15 mil pesos. El Instituto Mexicano del Seguro Social no había aplicado esta disposición, hasta febrero del presente año, fecha en la que empezó a retener impuestos a más de 220,000 pensionados.

 

Esta iniciativa se une a las diez distintas iniciativas que ya existen en el seno de las Cámaras d Diputados y de Senadores y que hasta el momento aún no han sido aprobadas.

 

Algunos expertos consideran que con la medida se está violando el convenio 102 que suscribió México en 1985 con la Organización Internacional del Trabajo, que establece que las pensiones no causarán impuesto.

 

Además, de violar el artículo 123 de la Constitución Política, que establece que el salario será gravable, pero jamás cita a la pensión.

 

La medida, aunque legal, se considera injusta ya que estos no son ingresos comunes, sino equivalentes aun ahorro por el trabajo realizado.

 

Es curioso que después de treinta años, ahora los legisladores quieran eliminar una disposición que ellos nunca debieron haber aprobado.

 

miabogadoenlinea.net