La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucionales las reformas a la Ley General de Salud publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 20 de agosto de 2009, mismas que incluyen la tabla que establece las cantidades de droga  consideradas para consumo personal.

 

La Ley establece que se considera que el narcótico está destinado para estricto e inmediato consumo personal, cuando la cantidad del mismo, en cualquiera de sus formas, derivados o preparaciones no exceda de las cantidades previstas en el artículo 479, por ejemplo, 500 mg de Heroína, 500 mg de Cocaína,  5 gr. de Mariguana. Cuando un adicto este en posesión de esas cantidades, no será sujeto de la acción penal.

 

 

En el juicio, los quejosos denunciaron violaciones a garantías constitucionales de acceso a la salud, equidad y proporcionalidad, sin  embargo, la Segunda Sala consideró que sancionar a las personas que posean narcóticos en exceso a la cantidad determinada en la Ley General de Salud se encuentra apegado  a la Constitución, independientemente de que sean o no fármaco dependientes, ya que hace más eficiente el combate al narcomenudeo y protege la salud pública.

 

Además, considera que estas disposiciones  protegen a la sociedad frente a la particular libertad del adicto, a quien no se restringe el consumo de sustancias, pero evita que exista posesión indiscriminada de narcóticos que ponga en peligro a terceros.

 

Así, se ejercerá acción penal en contra de la persona que se encuentre en posesión de cantidades superiores a las previstas en la Ley.

 

Mas información en Crónica

 

www.miabogadoenlinea.net