Así como se festejaron los primeros matrimonios gay conforme a las reformas al Código Civil para el Distrito Federal, ahora conocemos del primer divorcio que conforme a esta legislación se efectuará.

 

Afortunadamente no se trata de un matrimonio celebrado en el Distrito Federal, los cuales se empezaron a realizar apenas en marzo pasado, sino de uno celebrado hace 6 años en Massachusetts, Estados Unidos, conforme a la legislación de dicho estado, entre Jorge y Fernando Saavedra.

 

Entrevistado por Milenio, Jorge Saavedra declaró que el divorcio no lo pudieron efectuar por las leyes de Massachusetts ya que las mismas exigen una residencia de por lo menos un año en su territorio para tramitar el divorcio. La pareja solo mencionó su intención de residencia para contraer matrimonio seis años atrás, pero no obtuvieron residencia en ese lugar.

 

Igualmente intentaron obtener el divorcio en Holanda, lugar donde ahora reside Jorge, pero tampoco pudieron por lo que decidieron esperar la decisión de la Suprema Corte que declara constitucionales estos matrimonios, para acogerse a la figura del divorcio administrativo frente a un juez del Registro Civil y tramitar el divorcio. Recordemos  que este tipo de divorcios procede cuando no hay hijos en común.

 

Jorge declaró que se divorciaron porque su ex esposo no quiso seguirlo a Ámsterdam, lugar donde ahora reside, argumentando que estas situaciones se presentan en cualquier tipo de pareja.

 

Y cierto, como en cualquier relación humana, Jorge ya logró sanar la herida de su fracaso marital, cuyo divorcio que quedó firme apenas el pasado 19 de agosto, y quizá sin haber escarmentado planea volver a casarse en diciembre con Gabo, su actual pareja y ha manifestado incluso su deseo de adoptar niños.

 

Le recordamos a Jorge que de acuerdo con la legislación civil, para adoptar niños se debe aprobar una evaluación psicológica y que no son buen precedente las inestabilidades emocionales. Solo esperemos que las autoridades capitalinas apliquen estas mismas reglas que hacen del proceso de adopción uno largo y muchas veces tortuoso a los matrimonios homosexuales y no discriminen a los cientos de matrimonios heterosexuales que están en lista de espera.

 

Más información Milenio

 

www.miabogadoenlinea.net

 

ACTUALIZACION

 

El pasado 6 de septiembre recibimos un comunicado del doctor Jorge Saavedra en donde realiza algunas aclaraciones a lo aquí publicado. Agradecemos al doctor Saavedra el tiempo dedicado y publicamos su comunicado.

 

 

Estimados miembros de miabogadoenlinea,

 

Con respecto al artículo: "Primer divorcio gay en México" publicado originalmente en el periódico Milenio y posteriormente comentado por ustedes; independientemente de que considero que los comentarios son respetuosos, quisiera hacer cuatro aclaraciones:

 

1) Nosotros, Fernando y un servidor, no decidimos esperar a la decisión de la Suprema Corte que declara constitucionales estos matrimonios; de hecho nosotros sometimos el convenio de divorcio ante el Juez en México en Marzo 2010, justo después de que entraron en vigor las reformas al Código Civil del DF, fue la Juez que llevaba el caso quien, suponemos, decidió esperar a la resolución de la Suprema Corte sobre el tema.

 

2) Ustedes por su parte me hacen la siguiente recomendación: "de acuerdo con la legislación civil, para adoptar niños se debe aprobar una evaluación psicológica y que no son buen precedente las inestabilidades emocionales". Lo sabemos tanto mi futuro esposo como yo y por supuesto no pedimos ningún trato especial, ya que somos completamente estables emocionalmente, simplemente pedimos un trato y evaluación psicológica así como en todas las otras evaluaciones que se hacen, de manera igualitaria a cualesquier otro matrimonio. Supongo que en ninguna parte de los requisitos de adopción se señala que una persona que se divorcia después de 6 años de casada, significa que sea inestable emocionalmente y que por lo tanto no pueda adoptar.

 

Yo soy médico y conozco personas que se han divorciado y son muy estables emocionalmente así como también conozco matrimonios que llevan más de 10 años de casados y por su inestabilidad emocional y el bien de sus hijos, definitivamente les convendría más divorciarse.

 

 3) Ustedes hacen un llamado al Gobierno del DF en el siguiente sentido: "Solo esperemos que las autoridades capitalinas apliquen estas mismas reglas que hacen del proceso de adopción uno largo y muchas veces tortuoso a los matrimonios homosexuales y no discriminen a los cientos de matrimonios heterosexuales que están en lista de espera". Totalmente de acuerdo, si estos cientos de matrimonios heterosexuales son emocionalmente estables y además de poder dar amor y cariño, tienen los medios para darles protección y sustento a los infantes por adoptar, no debemos de tener ninguna sola ventaja sobre ellos. Por otro lado,  la razón de que no existan cientos de matrimonios homosexuales también en lista de espera para adoptar, es simplemente porque durante siglos con leyes y actitudes totalmente discriminatorias se nos tenía prohibido casarnos. No,  nosotros no esperamos un trato privilegiado de parte de ningún Gobierno, insisto solo un trato igualitario ante igualdad de condiciones.

 

4) Finalmente estoy también totalmente de acuerdo en que las reglas y procesos tortuosos de adopción en México, hacen que en aras del "interés superior del niño", se queden cada año miles y miles de niños y niñas sin las posibilidad de ser adoptados por nadie que les pudiese dar amor, cariño, protección y sustento; es decir el "interés superior del niño" en la práctica se interpreta como: "Es mejor que se queden en la calle o en los orfelinatos".

 

Saludos cordiales desde Holanda donde resido,

 

ATENTAMENTE

Jorge Saavedra, MD

Chief of Global Affairs

AIDS Healthcare Foundation

Web http://www.aidshealth.org

Pin It