El pasado 9 de junio la Suprema Corte de Justicia resolvió la Contradicción de tesis 143/2010 entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Décimo Tercer y Duodécimo.

 

Así se generó la jurisprudencia por contradicción de tesis 2a./J. 85/2010, misma que ha causado gran controversia, puesto que pone en riesgo a los trabajadores que están a punto de retirarse a recibir una pensión máxima de sólo diez días de salario mínimo.

 

 

La tesis establece que conforme al artículo 33 de la Ley del Seguro Social vigente hasta el 30 de junio de 1997 los seguros de invalidez, vejez, cesantía en edad avanzada y muerte, tendrán como límite superior el correspondiente a 10 veces el salario mínimo general vigente que rija en el Distrito Federal (SMGVDF). Actualmente, el tope máximo aplicado para el cálculo de una pensión es 25 veces el salario mínimo

 

Este criterio viene a complicar la decisión de los trabajadores que empezaron a cotizar con la Ley del Seguro Social vigente de 1973 a junio de 1997, ya que ellos tendrán que optar por:

 

1. Acogerse al beneficio de la LSS de 1973, vigente hasta el 30 de junio de 1997 o

 

2. Elegir el esquema de pensiones de la Ley del Seguro Social actual (vigente a partir del 1o. de julio de 1997).

 

La incertidumbre para el trabajador es que si decide escoger el esquema de 1973 su pensión, atendiendo al criterio de la jurisprudencia, podría tener como base para cuantificarla el equivalente a diez veces el SMGVDF, sin considerar que desde el 1° de junio de 1997 el trabajador a cotizado con una base mayor que puede ser de hasta 25 veces el SMGVDF.

 

Este criterio sería inequitativo, ya que mientras se pagaron las cuotas con una base alta, la pensión del trabajador se calculará de acuerdo con las normas de la Ley del Seguro Social anterior, y por consiguiente, con una base menor.

 

En la última reunión de la COPARMEX con el Presidente Calderón, señalaron que que resulta inmoral y profundamente injusto, que cuando los  trabajadores han venido cubriendo conjuntamente con sus empleadores, cuotas obrero-patronales determinadas con un salario base de cotización de hasta 25 veces el salario mínimo general que rige en el Distrito Federal, su pensión de vejez vaya a ser disminuida y topada hasta la base de 10 veces el salario mínimo, es decir, hasta un 150% menos de lo que les correspondería acorde a lo que han cotizado.

 

La dirigencia patronal hizo un llamado al presidente de la República para que mediante las acciones administrativas y legislativas que resulten pertinentes, se permita a los trabajadores contar con una pensión digna pagada simétricamente y con el producto de sus aportaciones al IMSS.

 

Es importante destacar que este criterio sólo podría aplicarse a aquellas personas que están a punto de jubilarse, no para las personas que ya están recibiendo una pensión.

 

Fuente OEM 

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It