En el Hospicio Cabañas de la ciudad de Guadalajara Jalisco, se ha montado la exposición “José Clemente Orozco: Pintura y Verdad”.

 

La exposición está compuesta por más de 400 pinturas de caballete, dibujos, grabados, temples, gouaches, tintas, gráfica, reproducciones fotográficas de sus murales en México y Estados Unidos, y sus bocetos preparatorios de los murales que realizó.

 

 

Sin embargo para montar esta exposición se tuvieron que zanjar algunos contratiempos, siendo uno de ellos la oposición del hijo del artista, Clemente Orozco Valladares. El resto de los herederos del artista son Margarita Valladares viuda de Orozco, y Alfredo y Lucrecia Orozco Valladares

 

Para resolver esta situación la ex directora del Instituto Cultural Cabañas, María Inés Torres, solicitó a Bufete Larrea Abogados un estudio jurídico sobre los derechos de autor de las obras de José Clemente Orozco.

 

El grupo de abogados concluyó que los derechos de autor de las obras de Orozco fechadas antes del 29 de enero de 1945 son de dominio público; mientras que las que hizo después de ese día y hasta 1949, son de los herederos del artista.

 

Lo anterior, toda vez que anteriormente la condición para adquirir los derechos de autor sobre una obra era registrar las piezas en un plazo de tres años a partir de la publicación de la obra y después el régimen se modificó para que con el solo hecho de la creación de la obra se reconocieran los derechos de los autores sobre sus obras. Así las obras que no fueron registradas en su momento, pasaron al dominio público, y en las que se realizaron al amparo del nuevo marco legal, los derechos de autor fueron transmitidos a sus herederos.

 

Lo anterior se desprende del análisis del Código Civil de 1884 y 1928 y la Ley Federal Sobre Derechos de Autor promulgada el 29 de enero de 1948.

 

Gracias al estudio, el Instituto Cultural Cabañas pudo determinar la certeza jurídica para exponer al menos las piezas de dominio público.

 

Tal vez en ese estudio se tendría que incluir un análisis sobre la retroactividad de la ley en sentido positivo.

 

Fuente: El Informador

 

www.miabogadoenlinea.net