El día de ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares.

 

Con esta Ley, cualquier persona que posea o pretenda registrar nuestros datos personales está obligada a obtener nuestro consentimiento. Este consentimiento puede ser expreso, cuando la voluntad se manifieste verbalmente, por escrito, por medios electrónicos, ópticos o por cualquier otra tecnología, o por signos inequívocos; o tácito, cuando habiéndose puesto a nuestra disposición el aviso de privacidad, no manifestemos nuestra oposición. El consentimiento podrá ser revocado en cualquier momento.

 

Este consentimiento no es necesario cuando los datos figuren en fuentes de acceso público; tenga el propósito de cumplir obligaciones derivadas de una relación jurídica entre el titular y el responsable; exista una situación de emergencia que potencialmente pueda dañar a un individuo en su persona o en sus bienes;  sean indispensables para cuestiones de saluid o se dicte resolución de autoridad competente.

 

Las personas físicas o morales deberán informar que están recabando datos personales y con que fines,  a través de un documento denominado aviso de privacidad, el cual deberá ponerse a disposición del titular de la información, y nosotros podremos acceder, rectificar, cancelar y oponernos al manejo que se de sobre nuestros datos.

 

No se podrán cancelar los datos cuando se refiera a las partes de un contrato; deban ser tratados por disposición legal; obstaculice actuaciones judiciales o administrativas; sean necesarios para cumplir con una obligación legalmente adquirida por el titular, entre otros

 

Cualquier controversia sobre el manejo de nuestros datos personales será resuelta por el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI)

 

Las personas físicas y morales que administren datos tendrán un año para designar a la persona o departamento de datos personales y para expedir los avisos de privacidad a los titulares de datos personales, contado a partir de hoy.

 

Y por desgracia aun falta para que podamos ejercer plenamente nuestros derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre nuestros datos personales y dar inicio, en su caso, al procedimiento de protección de derechos, porque en los artículos transitorios se señala que esto se podrá realizar dieciocho meses después de la entrada en vigor de la Ley, es decir, en enero del 2012.

 

www.miabogadoenlinea.net