El Presidente Calderón anunció un subsidio a la tenencia por adquisición de automóviles nuevos para estimular a la industria automotriz.

 

En la firma del decreto correspondiente, el gobierno federal va a “…apoyar  a quienes compren un auto nuevo, con el pago de su tenencia federal, el gobierno federal habrá de cubrir la tenencia en la compra de automóviles nuevos por un valor de hasta 250 mil pesos.”

 

El subsidio se aplicará cuando las personas compren el vehiculo. Los distribuidores realizarán el pago de la tenencia por cuenta de los compradores de los automóviles, posteriormente, en las declaraciones de impuestos mensuales y anuales de los vendedores, éstos podrán acreditar el pago realizado contra el impuesto sobre la renta a su cargo.

 

El titular del Ejecutivo Federal señaló que no se afectará a las entidades federativas, ya que en todos los casos recibirán la totalidad de impuesto que les corresponde y además “…el estimulo se aplicará con independencia de si su contribución es local o es federal…”

 

El subsidio también aplicará para autos con valor superior a 250,000 pesos, peros los compradores deberán pagar la diferencia que resulte superior al subsidio autorizado.

 

Este decreto estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2011.

 

El año pasado en nuestro país se vendieron 754,918 unidades y hasta mayo del presente año se habían vendido 311,058 unidades, según datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, A.C. Mientras, conforme al Estudio Estadístico de la Población de Vehículos en México, se estima que en México circulan más de 20 millones de vehículos, de los que aproximadamente 14 millones son legales y pagan tenencia.

 

En algunos medios señalan que el Presidente desaparecerá la tenencia, pero en realidad la Ley del Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos se abrogó desde el 21 de diciembre de 2007, para que desapareciera el 31 de diciembre de 2011, solo que en el artículo 16 de la Ley, se faculta a las entidades federativas para establecer impuestos locales sobre tenencia o uso de vehículos respecto de automóviles por los que se deba cubrir el impuesto federal, suspendiéndose el cobro del impuesto federal correspondiente en la entidad federativa de que se trate antes de la fecha señalada, a fin de evitar una duplicidad del impuesto. Querétaro es uno de los estados que ya aplicó esta disposición.

 

Una vez que desaparezca la tenencia federal, o antes, los Estados deberán crear una tenencia local o determinar la forma en que compensarán esos ingresos que dejarán de percibir.

 

Esto en virtud de que, según información del propio gobierno federal, en promedio los ingresos de las entidades federativas, sin incluir el Distrito Federal, se componen en un 40% de ingresos tributarios, es decir, impuestos. De éstos, aproximadamente el 60% proviene de los impuestos a la tenencia o uso de vehículos y del impuesto sobre automóviles nuevos, los cuales aunque técnicamente no son ingresos propios ya que provienen de leyes federales, las entidades los administran en su totalidad y el 100% de la recaudación es percibido por ellas.

 

 www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It