El día de ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la Resolución que reforma y adiciona las disposiciones de carácter general a que se refiere el artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito, la cual establece la supervisión de operaciones bancarias sospechosas y regula las operaciones con dólares.

 

Conforme a estas disposiciones, las instituciones financieras deberán conservar los datos que identifiquen a los usuarios que realicen operaciones  en efectivo o con cheques de viajero, por un monto igual o superior a quinientos dólares de los Estados Unidos de América. 

 Las personas físicas no-cuentahabientes de la institución y que sean residentes nacionales (usuarios nacionales), sólo pueden hacer operaciones en efectivo de compra y recepción del pago de servicios, o transferencias o situación de fondos hasta por un monto de $300 dólares diarios y $1,500 dólares acumulados por mes.

 

Las personas físicas no-cuentahabientes de la institución y que sean extranjeros (usuarios extranjeros), puedan cambiar dólares en efectivo a pesos en los bancos hasta por $1,500 dólares mensuales. En estos casos los bancos deben conservar copia del pasaporte que acredite la nacionalidad y del documento oficial expedido por el Instituto Nacional de Migración, cuando cuente con este último, que acredite su internación o legal estancia en el país.

 

 

Asimismo, las personas morales podrán realizar estas operaciones con los bancos únicamente si operan en zonas turísticas y en la franja fronteriza norte. En estos casos, el límite será de $7,000 dólares mensuales. 

 

Está previsto un período de transición de 90 días después de la publicación a fin de que las personas morales tengan tiempo de adecuar su operación a los nuevos requerimientos.

 

Se mantienen sin restricción la venta de dólares en efectivo por parte de las instituciones bancarias hacia el público en general, así como la compra y venta de dólares por cualquier medio distinto al efectivo.

También las personas físicas que sean cuentahabientes de una institución financiera sólo podrán realizar operaciones de compra, recepción de depósitos, recepción del pago de créditos o servicios, o transferencias o situación de fondos, por un monto en conjunto máximo de $4,000 dólares mensuales.

Fuente: Diario Oficial de la Federación

www.miabogadoenlinea.net