Imprimir

Con el fin de evitar que las personas que se encuentran en aprietos económicos, sean afectadas aun más por usureros o prestamistas, el Congreso de Baja California aprobó una reforma al Código Penal local, especificando los casos en que se está en presencia de la usura.

 

Así, se reformó el artículo 225 del Código Penal de Baja California para modificar el tipo penal, y sancionar con dos a diez años y multa de hasta el equivalente a 800 días de salario mínimo, al que aprovechándose de la necesidad apremiante, ignorancia, inexperiencia o notoria miseria de una persona, obtenga ventajas usurarias.

 

 

Estas ventajas usurarias o abusos, continúa el artículo, pueden materializarse a través de contratos, convenios o documentos en los que se estipulen, intereses o réditos superiores a las tasas de interés, normales o moratorios, de las operaciones celebradas por las entidades financieras con clientes, reguladas por el Banco de México.  Asimismo, también se considerara usura si se obtienen beneficios desproporcionados a los usos comerciales, en especie o en servicios.

 

Esta reforma vienen a estar en concordancia con la iniciativa presentada por el Diputado Ricardo Armando Rebollo Mendoza que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones del Código Penal Federal, del Código de Comercio y del Código Civil Federal.

 

Esta iniciativa busca combatir la usura a fin de que en el Código Penal Federal se establezca como delito autónomo y que se persiga de oficio, dejanado de considerarse como una especie de fraude. Respecto al Código de Comercio, propone prohibir el anatocismo, por ser una típica forma de usura.

 

Finalmente, en el Código Civil Federal, propuso reformar el artículo 17, para que en el concepto de la lesión se consideren otras circunstancias susceptibles de abuso como el estado de necesidad.

 

 

Fuente: El Financiero

 

www.miabogadoenlinea.net