En las ciudad de Saltillo, Coahuila, un grupo de vecinos denunció a un supuesto abogado por haber efectuado diversos embargos en la Colonia Tierra y Libertad. Esta persona se ostentó como representante de una zapatería y argumentando la existencia de un adeudo, se presentó al domicilio de Lorena Velázquez Hernández para supuestamente embargarla.

 

Con base en intimidaciones se apoderó de un refrigerador, un equipo modular y un horno de micro ondas, productos valuados en mas de 15 mil pesos.

 

 

La afectada presentó una denuncia y ahora el supuesto abogado enfrenta cargos por robo, fraude y lo que resulte.

 

Es muy importante tener en cuenta que para que un embargo sea procedente, debe ser a través de un funcionario judicial adscrito a un juzgado que normalmente se denomina como actuario o notificador. Esta persona debe identificarse y entregar copia de la demanda que da origen al embargo, indicando el nombre de la persona que demanda y la causa de la misma, requiriendo al deudor el pago del adeudo.

 

En caso de no hacerse el pago, se le deberá requerir al demandado para que señale bienes suficientes a fin de garantizar el pago del adeudo, con el apercibimiento que, de no hacerlo, aquel derecho pasará al acreedor.

 

La diligencia concluye con la designación, por parte del actuario, del depositario, administrador o interventor de los bienes embargados, y con el levantamiento del acta respectiva.

 

La documentación no es legal si no consta en papelería del juzgado y con los sellos originales correspondientes o si se presenta en fotocopias.

 

Fuente: La Vanguardia

 

www.miabogadoenlinea.net