Pista de atletismo

Diputada propone nueva Ley General de Cultura Física y Deporte cambiando la perspectiva hacia las personas deportistas

Encabezados por la diputada María José Alcalá Izguerra, varios legisladores del Partido Verde Ecologista de México presentaron esta semana en la Comisión Permanente la iniciativa de una nueva Ley General de Cultura Física y Deporte.

La propuesta es la aprobación de una nueva ley, derogando la actual, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de junio de 2013, aduciendo que “la propia evolución del ya reconocido derecho al deporte y la dinámica del universo deportivo a nivel internacional ha dejado ver que hoy, a nueve años de la entrada en vigor de la vigente Ley General de Cultura Física y Deporte, es necesaria una nueva actualización de nuestro marco jurídico en la materia a fin de contemplar y regular nuevos aspectos asociados al desarrollo y ejercicio de este derecho.”

En la Exposición de Motivos se explican los diferentes apartados de la legislación que se propone analizar y aprobar, apartándose del tratamiento del deporte desde una perspectiva administrativa, para que sean las personas deportistas quienes se conviertan en el elemento fundamental, reconociendo sus necesidades para brindarles protección en todos los niveles de práctica y competencia y, en general, en su vida deportiva.

Siguiendo este eje de acción destacan dos novedades, por un lado, un capítulo de los derechos y deberes de las personas deportistas y, por el otro, lo que se refiere a la transexualidad en el deporte de élite o de alto rendimiento.

Respecto del primero, la propuesta tiene como punto de orientación la Declaración de Atletas, “generada a través de una iniciativa histórica desarrollada por deportistas a través de una consulta a nivel mundial y dirigida por un comité directivo compuesto por diecinueve representantes de atletas, auspiciados por el Comité Olímpico Internacional.”

Así, de forma general, en el capítulo relativo se establecen derechos tendientes a garantizar la estabilidad personal de los atletas, trabajando en las perspectivas futuras para las personas deportistas cuando termine su carrera en el deporte de competencia. Asimismo, se introducen los derechos y deberes específicos dentro de cualquier nivel de rendimiento, centrando mayores esfuerzos en el deporte de alta competencia por la relación que tienen con otros agentes deportivos.

Sobre este último, se aborda el derecho a la adecuada gestión de la imagen de las personas deportistas, a la incorporación a la asociación de su preferencia y a la separación voluntaria y ágil en los términos que la reglamentación determine de acuerdo con el calendario de competencia.

Por lo que se refiere a la transexualidad en el deporte de élite o de alto rendimiento, en la iniciativa se hace una sinopsis del desarrollo que a lo largo de los años ha tenido el tratamiento de estos atletas y si bien no establece reglas detalladas, pretende apoyar a las federaciones deportivas en el tratamiento del tema, buscando la conciliación de los derechos de las personas trans y de las mujeres deportistas que se han visto afectadas, dejando de ver el asunto simplemente como inclusión, dando paso “a una visión mucho más objetiva de rendimiento deportivo”, eliminando “la percepción de que se juega con, pero también en contra de las mujeres.”

“Es indudable —se lee en el documento— que la inclusión de personas transgénero guiadas por directrices generales debe ser integral y responsable, ya que las mismas impactan en las características particulares de cada deporte, así como en la libertad que tiene cada persona transgénero de optar por el tratamiento que desee y que por supuesto varía de acuerdo a los estadios por los que puede pasar para lograr que sus características sexuales coincidan con la identidad de género con la cual se autopercibe. En respeto también a sus derechos de libre transición, es indispensable se les respete la libertad de realizarse aquellos procedimientos que les resulten convenientes como individuos y no aquellos que les requiera determinada categoría deportiva, considerando que también debe haber pronunciamiento sobre el posible dopaje en el que pudieran impactar dichos tratamientos.”

Los proponentes de esta iniciativa señalan que se han incluido las voces de quienes conforman el amplio mundo de la cultura física y el deporte, quienes piden “el ajuste y actualización del hoy vigente marco jurídico con el propósito de poder ejercer sus derechos en las mismas condiciones que cualquier otro miembro de la sociedad.”

La iniciativa fue presentada a Comisiones durante la última sesión de la Comisión Permanente en este receso legislativo.

Más información diputados.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial vinculando y citando www.miabogadoenlinea.net

Pin It