Estrechando manos

Iniciativa al Código Civil Federal propone incluir en el supuesto de divorcio voluntario administrativo a matrimonios con hijos mayores de edad

Ante la Comisión Permanente se presentó una iniciativa de reformas al Código Civil Federal para proporcionar a matrimonios con hijos mayores de edad, que de común acuerdo decidan el divorcio, la opción de la vía administrativa.

Se trata de reformar los artículos 272 y 289 del Código Civil Federal, para adaptar este proceso [de divorcio] a los requerimientos que impone la dinámica social siempre cambiante y evolutiva”.

La iniciativa fue presentada por la diputada María del Rocío Corona Nakamura, del Partido Verde Ecologista de México, reconociendo que “se debe poner atención en conservar durante el proceso de divorcio el equilibrio correcto y salvaguarda tanto del individuo, la familia y, si es el caso, de los hijos que haya, más aún cuando son menores de edad”. Lo anterior, permitiendo que el vínculo matrimonial se disuelva de forma expedita cuando se cumplen los requisitos del artículo 272 del Código Civil Federal, teniendo hijos mayores de edad que no requieren el pago de alimentos.

El divorcio voluntario administrativo se tramita ante el juez del registro civil cuando “ambos consortes convengan en divorciarse, no tengan hijos y de común acuerdo hubieren liquidado la sociedad conyugal, si bajo ese régimen se casaron”. Se trata de un divorcio expedito que es más un trámite administrativo que inicia con la presentación de copias certificadas del matrimonio y de actas de nacimiento de ambos.

Anteriormente, se estipulaban otros requisitos como que ambos fueran mayores de edad o que tuvieran más de un año de casados. Sin embargo, el 3 de junio de 2019, con las reformas que se hicieron para prohibir el matrimonio de menores de edad en México, se eliminó el requisito de mayoría de edad, partiendo del supuesto de que para estar casados, los cónyuges necesariamente son mayores de 18 años.

Por la redacción de la Exposición de Motivos de la iniciativa de ley, se infiere que fue hasta 2019 cuando se reguló este tipo de divorcio. Sin embargo, se trata de una figura que fue incluida desde la aprobación del Código Civil Federal. Así, la Comisión Redactora del Código expuso: “El divorcio en este caso solo perjudica directamente a los cónyuges, que obran con pleno conocimiento de lo que hacen, y no es necesario para decretarlo que se llenen todas las formalidades de un juicio. Es cierto que hay interés social en que los matrimonios no se disuelvan fácilmente; pero también está interesada la sociedad en que los hogares no sean focos constantes de disgustos y en que, cuando no están en juego los sagrados intereses de los hijos o de terceros, no se dificulte innecesariamente la disolución de los matrimonios, cuando los cónyuges manifiestan su decidida voluntad de no permanecer unidos.”1

La diputada Nakamura, citando cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, declara que en México, al menos 31.7 de cada 100 matrimonios terminan disolviéndose. La edad promedio de las mujeres que solicitan el divorcio es 39, y en los hombres es una edad promedio de 41.6.

El 91 % de los divorcios otorgados se realiza por la vía judicial y el restante 9 se lleva a cabo vía administrativa, infiriéndose que es porque la mayoría de los matrimonios tienen hijos.

Se cita también que “de los divorcios consumados al menos 30 % se refiere al de matrimonios o relaciones conyugales con una duración de al menos 21 años; es decir, son matrimonios que seguramente cuentan con hijos y en muchos casos se trata de hijos mayores de edad o cercanos a la mayoría de edad.”

Se trata de una iniciativa de reformas que, en la práctica, no tiene mucha trascendencia, pero que puede guiar reformas en materia del divorcio voluntario administrativo en los diferentes estados. Así, por ejemplo, el Código Civil para el Distrito Federal establece como requisito para este divorcio, además de no tener hijos, que la mujer no esté embarazada, mientras que el Código de Familia del Estado de Yucatán de 2022, prevé que esta disolución conyugal procede cuando los cónyuges “no tengan a su cargo hijos o hijas que no hayan alcanzado la mayoría de edad o mayores de edad incapaces” (artículo 179, fracción III).

Más información diputados.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial vinculando y citando www.miabogadoenlinea.net

1Diccionario Jurídico Mexicano. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Ed. Porrúa, 1996.

Pin It