Mujer con ojo morado y hombre besando su mejilla

Se aprobaron reformas para regular a nivel federal la violencia vicaria o violencia a través de interpósita persona

Con unanimidad de votos, el 29 de noviembre, la Cámara de Diputados, en su calidad de cámara revisora, aprobó el proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, del Código Civil Federal y del Código Penal Federal, en materia de violencia a través de interpósita persona, conocida también como violencia vicaria.

Se trata de un tipo de violencia que cuando la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia se legisló no se incluyó porque, conforme con la minuta aprobada, se trataba de una actitud normalizada por la sociedad.

El tema es amplio, así que empecemos por señalar que la violencia vicaria o violencia a través de interpósita persona es un concepto acuñado y definido desde 2012 por Sonia Vaccaro, psicóloga clínica, perita judicial, experta en victimología y violencia contra las mujeres, sus hijas e hijos. La describió como "aquella violencia que se ejerce sobre los hijos para herir a la mujer. Es una violencia secundaria a la víctima principal que es la mujer. Es a la mujer a la que se quiere dañar y el daño se hace a través de tercero, por interpósita persona. El maltratador sabe que dañar asesinar a los hijos/hijas, es asegurarse de que la mujer no se recuperara jamás. Es el daño extremo".

En la Minuta, se establecen los siguientes elementos de esta concepción:

1. El principal factor que opera para que los hombres violentos asesinen a sus hijas e hijos, es que puedan convertirlos en instrumentos para infligir daño a quien consideran el objetivo principal de la violencia, esto es, la mujer.

2. En el sistema patriarcal, la violencia contra las mujeres, además de ser directa, puede desplazarse a todas aquellas personas, e incluso animales o cosas, a los que las mujeres están apegadas o sienten cariño.

3. En la mayoría de los casos se trata de hombres que durante su relación afectiva no se preocuparon ni interesaron por sus hijas e hijos, pero que, al momento del divorcio, solicitan la custodia compartida, un régimen de visitas amplio y algunos, la custodia plena, solo por su afán de continuar en contacto con la mujer y continuar el maltrato, ahora a través de los hijos y las hijas.

4. En muchas ocasiones, las mujeres se separan o solicitan el divorcio por hechos de violencia en su contra, y, aunque hay casos en los que las mujeres contaban con órdenes de protección y alejamiento, la justicia permitía un régimen de convivencia con las hijas e hijos o les otorga la custodia compartida.

A nivel local, la violencia vicaria es un delito tipificado en las legislaciones de Yucatán, Hidalgo, Zacatecas, Baja California Sur, Sinaloa, Colima, Puebla, San Luis Potosí y el Estado de México. Quintana Roo lo tiene tipificado, pero no como violencia de género.

Numerosas iniciativas se presentaron en el Congreso de la Unión y en los congresos locales, pero el proyecto de decreto que se aprobó se originó en cinco iniciativas presentadas en la Cámara de Senadores, órgano legislativo que aprobó las reformas a Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, del Código Civil Federal y del Código Penal Federal el 7 de marzo, remitiendo la minuta a la Cámara de Diputados.

En la Cámara de Diputados, además de la revisión de la minuta aprobada en el Senado, el 20 de junio se organizó el Parlamento abierto titulado “Violencia Vicaria”, en el que participaron 40 ponentes, entre quienes hubo servidores públicos, legisladoras y legisladores, especialistas y miembros de la sociedad civil. En el proyecto de decreto presentado en la Cámara de Diputados se hace un resumen de estas ponencias, además de que se presenta el marco legal internacional para eliminar la discriminación a niñas y mujeres.

Este Decreto, que será publicado en el Diario Oficial de la Federación en los próximos días, reforma los artículos 8, párrafo primero y fracciones I, III y IV; 9, párrafo primero y actuales fracciones II, III y IV; y adiciona los artículos 6, fracción VI; 9, fracciones II, y VI; 18 Bis; 34 Ter, fracción XX, y 34 Quater, de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Podemos destacar que define la violencia a través de interpósita persona como “cualquier acto u omisión que, con el objetivo de causar perjuicio o daño a las mujeres, se dirige contra las hijas y/o hijos, familiares o personas allegadas, ya sea que se tenga o se haya tenido relación de matrimonio o concubinato; o mantenga o se haya mantenido una relación de hecho con la persona agresora; lo anterior aplica incluso cuando no se cohabite en el mismo domicilio.

“Se manifiesta a través de diversas conductas, entre otras:

“a) Amenazar con causar daño a las hijas e hijos;

“b) Amenazar con ocultar, retener, o sustraer a hijas e hijos fuera de su domicilio o de su lugar habitual de residencia;

“c) Utilizar a hijas y/o hijos para obtener información respecto de la madre;

“d) Promover, incitar o fomentar actos de violencia física de hijas y/o hijos en contra de la madre;

“e) Promover, incitar o fomentar actos de violencia psicológica que descalifiquen la figura materna afectando el vínculo materno filial;

“f) Ocultar, retener o sustraer a hijas y/o hijos, así como a familiares o personas allegadas;

“g) Interponer acciones legales con base en hechos falsos o inexistentes, en contra de las mujeres para obtener la guarda y custodia, cuidados y atenciones o pérdida de la patria potestad de las hijas y/o hijos en común; y

“h) Condicionar el cumplimiento de las obligaciones alimentarias a las mujeres y a sus hijas e hijos”.

Se incluyen, “Cualesquiera otras formas análogas que lesionen o sean susceptibles de dañar la dignidad, integridad o libertad de las mujeres.”

Se insta a los poderes legislativos locales a tipificar el delito de violencia a través de interpósita persona, a establecer esta violencia, junto con la familiar, como causales de divorcio, de pérdida de la patria potestad y de restricción para el régimen de visitas, así como impedimento para la guarda y custodia. También los conmina a disponer que no podrá recuperarse la patria potestad cuando su pérdida sea por causa de estos tipos de violencia y/o incumplimiento de obligaciones alimentarias o de crianza. La limitación a la patria potestad por este tipo de violencia se establece en la reforma al artículo 444 Bis del Código Civil Federal.

Asimismo, se añade a las órdenes de protección administrativa, la solicitud a la autoridad judicial competente de la “recuperación y entrega inmediata a las mujeres víctimas de sus hijas e/o hijos menores de 18 años y/o personas incapaces que requieran cuidados especiales, que hayan sido sustraídos, retenidos u ocultados de la madre”.

El Decreto reforma también los artículos 323 ter, segundo párrafo; 444 bis; 494; y se adicionan los artículos 323 ter, párrafo cuarto y 323 quater del Código Civil Federal, para precisar la definición de violencia familiar y prohibir el ejercicio de la violencia a través de interpósita persona.

Finalmente, se reforman los artículos 343 Bis y 343 quater; y se adiciona un artículo 343 Ter 1 del Código Penal Federal, ampliando el delito de violencia familiar y disponiendo que las penas aumentarán hasta en una tercera parte a quien lo cometa a través de interpósita persona.

Al momento de redactar este artículo, no se habían publicado las reformas en el Diario Oficial de la Federación. Una vez que se haga, el Decreto iniciará vigencia al día siguiente.

Más información diputados.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial, citando y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It