El pasado 15 de abril México se convirtió en el primer país en lanzar la campaña “Corazón Azul” que, a iniciativa de la ONU, busca acabar con el delito de trata de personas.

 

La campaña se originó a instancia de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito ya que según datos de este organismo internacional, la trata de personas es una de las actividades más lucrativas después del narcotráfico y del contrabando de armas.

 

 

Se calcula que cerca de dos millones y medio de personas son víctimas de trata, ya sea para explotarlas sexual o laboralmente. Hasta un 80 por ciento de ellas son mujeres y niñas.

 

En el lanzamiento de la campaña, el jefe de Comunicaciones de la agencia, Alun Jones, acompañado por el presidente Felipe Calderón, señaló que el gobierno mexicano asignó a un grupo de trabajo representado por todas las secretarías, el diseño de un programa nacional de sensibilización contra la trata, que mediante diversas actividades en un año, tratará de concienciar al pueblo mexicano.

 

En México la trata de personas es un delito federal cuando se inicia, prepara o comete en el exterior y tenga sus efectos en nuestro territorio o cuando se inicia, prepara o comete en México, con efectos en el exterior. 


Fuente ONU

 

www.miabogadoenlinea.net