Buzones de correo

 

Se presentó una iniciativa para precisar la legalidad de enviar por correo psicotrópicos no prohibidos, como cannabis y medicamentos controlados

Una iniciativa, que precisaría las reformas aprobadas a la Ley del Servicio Postal Mexicano en diciembre, se presentó la semana pasada ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión sobre el envío de medicamentos y de otras sustancias no prohibidas por correo.

El 6 de diciembre de 2022, con 62 votos a favor, 20 en contra y 16 abstenciones, el Pleno del Senado de la República, aprobó una minuta que reforma al artículo 15 de la Ley del Servicio Postal Mexicano, a fin de prohibir expresamente la circulación, por correo, de sustancias ilegales, psicotrópicos, estupefacientes o cualquier otra que puedan causar daños. Se trata de una iniciativa que fue recibida en 2019 y aprobada en el Pleno de la Cámara de Diputados el 10 de febrero de 2021.

En la Exposición de Motivos de la iniciativa presentada en el Cámara de Diputados, se hace referencia a un incremento en el envío de sustancias ilegales en mayor parte en los servicios que ofrece el Servicio Postal Mexicano, cuya cobertura abarca el 98 por ciento del país, “debido a un marco normativo rezagado, es por ello que con esta reforma se estará explicitando la prohibición de enviar y mandar correspondencia, que contengan sustancias ilegales, psicotrópicos o estupefacientes”.

Citando el derecho “de todas las personas a la protección de la salud, el cual conforme al texto del artículo 4º constitucional, deberá ser definido bajo un sistema de bienestar”, las y los senadores aprobaron reformas al artículo 15 de la Ley del Servicio Postal Mexicano para incluir que queda prohibida la circulación por correo, envíos “que contengan sustancias ilegales, psicotrópicos o estupefacientes”.

En contra del dictamen se pronunció la senadora Patricia Mercado, narrando el caso de la profesora Laura Carranza Leal, acusada de narcotráfico por haber enviado por correo a su madre, que vive en Texas, un envase de Clonazapam, medicamento controlado, pero legal, que la señora necesitan para la esquizofrenia.

La senadora declaró que “de aprobar el presente dictamen, como se presenta por las comisiones, se podrían dar casos lamentables como el de Laura, pues estaría prohibiendo que como ella pudieran enviar algún tipo de medicamento controlado a familiares y ser señalados de tráfico de drogas.”

Asimismo, mencionó que “derivado de las reformas en materia de cannabis medicinal que se realizaron a la Ley General de Salud, actualmente hay familias que, por algún tipo de padecimiento, importan a través de los permisos que emite el COFEPRIS, medicamentos a base de cannabis, con los que se podrían violentar sus derechos al establecer la prohibición expresada en el dictamen, pues muchas de esas medicinas se envían por paquetería.”

La situación expuesta sobre el cannabis, no fue tomada en cuenta, por lo que el 5 de enero, ante la Comisión Permanente, el senador Miguel Ángel Mancera del Partido de la Revolución Democrática, PRD, presentó una incitativa de reformas al mismo artículo 15 de la Ley del Servicio Postal Mexicano, “para evitar supuestos que sobreincluyan (sic) los casos en que se envíe un medicamento considerado psicotrópico o estupefaciente, pero que no se encuentre prohibido por razones médicas, porque de ocurrir así, nos encontraríamos en un supuesto en el que se estaría vulnerando el derecho a la protección de la salud por parte de las autoridades y generaría un detrimento en la calidad de vida de las personas enfermas ya que se estarían poniendo trabas no justificadas al acceso a sus medicamentos prescritos.” Este es el caso claro del cannabis.

En la motivación de la reforma, el senador Mancera expone que “recientemente se ha presentado un incremento en el tráfico de estupefacientes sintéticos como el Fentanilo que es 50 veces más potente que la heroína, lo que implica que la persona consumidora queda enganchada con porciones más pequeñas; aumenta el riesgo de muerte por sobredosis; y genera a los traficantes las mismas ganancias que otras drogas, pero con menores volúmenes. Esto permite transportarla en formatos más difíciles de detectar, dentro de estos mecanismos se incluye la falsificación de medicamentos.” De aquí la importancia de prohibir la circulación por correo, los envíos o correspondencia estupefacientes o psicotrópicos que se encuentren prohibidos en la Ley General de Salud.

En esta propuesta se mantiene la reforma aprobada en diciembre, pero se adicionan dos fracciones y un nuevo párrafo al mencionado artículo 15, para disponer lo siguiente:

“Artículo 15.- Queda prohibida la circulación por correo de los siguientes envíos y

correspondencia:

“IX. Los psicotrópicos establecidos en la fracción I del artículo 245 de la Ley General de Salud; y

“X. Los estupefacientes mencionados en el artículo 237 de la Ley General de Salud.

“Tanto los psicotrópicos establecidos en las fracciones II, III, IV y V del artículo 245 y los estupefacientes enlistados en el artículo 234 que no se encuentren prohibidos por el artículo 237 de la ley general de salud, podrán circular por correo mediante envío y correspondencia siempre que se acredite el cumplimiento de los requisitos que para adquisición o traspaso haya establecido la Secretaría de Salud.”

Es decir, se prohíbe totalmente la circulación de los psicotrópicos que tienen valor terapéutico escaso o nulo y que, por ser susceptibles de uso indebido o abuso, constituyen un problema especialmente grave para la salud pública.

Se permite el envío de las que tienen algún valor terapéutico, pero constituyen un problema grave para la salud pública, las que tienen valor terapéutico, pero constituyen un problema para la salud pública, las que tienen amplios usos terapéuticos y constituyen un problema menor para la salud pública y las que carecen de valor terapéutico y se utilizan corrientemente en la industria. Esto siempre que no estén prohibidos y acreditando su adquisición legal, conforme las disposiciones vigentes en nuestro país.

Este proyecto de reforma concede a la Secretaría de Salud un plazo de 180 días a partir de la publicación del decreto en el Diario Oficial de la Federación, para emitir la normativa que regule el tránsito por correo de estupefacientes y psicotrópicos que no se encuentren prohibidos en la ley.”

Independientemente de que esta iniciativa sea aprobada, es necesario recalcar que es muy importante que el Congreso regule lo relativo al cannabis, pues existe un vacío legal y mucha desinformación sobre el tema, porque, aunque el cannabis medicinal es legal, es necesaria la autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COFEPRIS.

Más información diputados.gob.mx /senado.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción vinculando y concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It