Calendario

 

Al proponer cambios a la reforma aprobada unánimemente en el Senado sobre vacaciones dignas, Diputados posponen aprobación y entrada en vigor

En la sesión del 8 de diciembre, se publicó en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados el Dictamen a la Minuta con proyecto de Decreto por el que se reforma la Ley Federal de Trabajo en materia de vacaciones. Se trata de las reformas a los artículos 76 y 78, que el 3 de noviembre fueron aprobadas por unanimidad en la Cámara de Senadores.

La reforma en materia de vacaciones encuentra su sustento en varias iniciativas presentadas en el Senado de la República y en el foro celebrado en marzo, “Vacaciones Dignas”. Finalmente, se presentó al pleno del Senado una iniciativa que, en síntesis, propuso ampliar el periodo mínimo de vacaciones obligatorias que las y los trabajadores en México deben tener, de seis días al año, a doce. Ojo, se trata de la Ley Federal del Trabajo, que regula el Apartado A del artículo 123 de la Constitución, lo que significa que no aplica a servidores públicos cuyas relaciones laborales se regulan por el Apartado B y quienes, cabe decir, gozan de un periodo de vacaciones mucho más amplio que el propuesto. (“Los trabajadores que tengan más de seis meses consecutivos de servicios, disfrutaran de dos períodos anuales de vacaciones, de diez días laborables cada uno.” Artículo 30, Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado).

El fundamento para esta reforma parte de los derechos Humanos, de tratados y convenciones internacionales de los que México es parte, pero se reconoce, fundamentalmente, la falta de ratificación de nuestro país del Convenio 132 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, que recomienda un mínimo de 18 días de vacaciones al año.

Considerando que se trata de una reforma importante que privilegia los derechos de las y los trabajadores, en el Senado, por unanimidad, se aprobaron las siguientes reformas:

1. Un período de vacaciones que no puede ser inferior de doce días al año, aumentando en dos días laborales hasta llegar a veinte por cada año subsecuente de servicios.

2. A partir del sexto año, el periodo de vacaciones aumentará en dos días por cada cinco años de servicios.

3. El periodo de vacaciones deberá ser gozado, por lo menos, por doce días continuos, según el artículo 78.

Cuando esta iniciativa se discutió en el Senado, solamente se propusieron reformas a los artículos transitorios, para precisar que la reforma entrará en vigor el 1º de enero de 2023 o al día siguiente de su publicación, si esta ocurre en 2023, y que estas modificaciones serán aplicables a los contratos individuales o colectivos de trabajo vigentes a la fecha de su entrada en vigor, cualquiera que sea su forma de denominación, siempre que resulten más favorables a los derechos de las personas trabajadoras.

El 16 de noviembre, la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados recibió la Minuta de las reformas aprobadas en el Senado y dio vista a la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad para que emitiera su opinión.

Confirmando los méritos de la reforma, que fueron expresados ampliamente por los integrantes del Senado, en la Cámara de Diputados, la Comisión del Trabajo ha hecho cambios al texto aprobado del artículo 78 sobre el goce continuo de los doce días de vacaciones, considerando que la disposición “podría resultar desfavorable no solo para los centros de trabajo, sino también para los propios trabajadores en razón de que limita las posibilidades de que los empleadores y los trabajadores acuerden diferir estos días para que se distribuyan como mejor les convenga a ambas partes, y se utilicen de manera libre acorde a sus necesidades, responsabilidades, situación económica, entre otros.

“En el caso sobre todo de las micro, pequeñas y Medianas Empresas sería importante considerar que las empresas no pueden detener su actividad en ese período, por lo que tendrán que reorganizarse para suplir al personal que se encuentre en descanso, con el consiguiente compromiso laboral que adquiere. Cabe resaltar que los costos asociados a este cambio no deben ser demasiado elevados y contraproducentes, para que no se generen desincentivos a la formalidad.”

Por lo anterior, al pleno de la Cámara de Diputados se presentó la iniciativa con el siguiente texto al artículo 78 de la Ley federal del Trabajo: “Las personas trabajadoras deberán disfrutar por lo menos de seis días de vacaciones en forma continua, del total del periodo que le corresponda conforme a lo previsto en el artículo 74 de esta Ley.

“Las personas trabajadoras tendrán la potestad y el derecho de convenir con el patrón la forma y tiempos en el que disfrutarán los días de vacaciones que tengan a su favor, ya sea de forma continua o parcial.”

Este cambio generó mucha polémica y, al final, mediante acuerdo de ambas Cámaras, se modificó la redacción del artículo nuevamente para quedar como sigue: "Del total del periodo que le corresponda conforme a lo previsto en el artículo 76 de esta ley, la persona trabajadora disfrutará de doce días de vacaciones continuos, por lo menos. Dicho periodo, a potestad de la persona trabajadora podrá ser distribuido en la forma y tiempo que así lo requiera." (Entonces, ¿los doce días continuos son o no obligatorios?)

Este cambio implica un retraso en la entrada en vigor de la reforma, ya que, conforme con nuestro proceso legislativo, la reforma debe regresar a la Cámara de Senadores para que analice los cambios propuestos. De aprobarlos, el proyecto será enviado al presidente para que lo publique si no tiene observaciones.

Debido al acuerdo al que se llegó, no se prevé que ocurra, pero si los cambios fueran rechazados por el Senado, el proyecto de vacaciones dignas regresaría a Diputados para que se tomen en consideración las razones de las y los senadores. Aceptados los argumentos y retiradas las propuestas, el proyecto pasaría al presidente para su publicación o para que ejerza su derecho de veto.

Si en Diputados no aceptaran los argumentos e insistieran en realizar los cambios, el proyecto no podría volver a presentarse sino hasta el siguiente período de sesiones.

En ese caso, las Cámaras podrían acordar que se expida la ley o decreto solamente con los artículos aprobados, es decir, el 76 que amplía los días de vacaciones al año.

Queda una semana del periodo de sesiones y es incierto si en el Senado se revisará la propuesta. Si es así, posiblemente la reforma alcance a ser publicada este mismo año para iniciar vigencia el 1º de enero de 2023.

Más información diputados.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción vinculando y concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

*Este artículo fue modificado el 9 de diciembre de 2022 a las 6:23 h.

Pin It