Imprimir
Tampón

 

Comisión en Cámara de Diputados avaló reformas a la Ley Nacional de Ejecución Penal en materia de higiene menstrual para las reclusas

La Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, en su reunión del 29 de agosto, aprobó tres dictámenes de reformas a la Ley Nacional de Ejecución Penal, uno de ellos en materia de gestión menstrual.

Se trata de iniciativas que ha impulsado Movimiento Ciudadano y Morena, que proponen, en materia de gestión o higiene menstrual, reformas a varias leyes, incluyendo la Ley del Impuesto al Valor Agregado, para que se aplique tasa cero a las “toallas sanitarias, compresas, tampones, copas o discos menstruales y cualquier otro bien destinado a la higiene menstrual.”

Tratándose de la reforma a la Ley Nacional de Ejecución Penal, la iniciativa presentada en octubre de 2021 explica que las mujeres privadas de su libertad, “al ser únicamente el 5.6 por ciento de la población total recluida según el último Censo Nacional del Sistema Penitenciario 2021, suelen ser olvidadas las necesidades básicas que tienen”.

Citando un artículo publicado en El Universal el 14 de enero de 2021, se señala en la Exposición de Motivos de esta iniciativa de reforma que “conforme a testimonios dados por reclusas a medios de comunicación, actualmente las personas privadas de su libertad en centros penitenciarios no tienen acceso gratuito a insumos de higiene menstrual, viéndose obligadas a usar opciones poco higiénicas como calcetines o trapos en el mejor de los casos, toda vez que un paquete de toallas sanitarias dentro del penal puede llegar a costar hasta $80.00, mientras que en establecimientos comerciales fuera su precio promedio va de los $25.00 a $60.00.”

La autora del artículo en cuestión, Melisa Amezcua, señala que, derivado de solicitudes de transparencia, las autoridades penitenciarias estatales declararon que no reciben presupuesto ni proporcionan toallas sanitarias de forma mensual a las personas privadas de la libertad.

En una iniciativa que sobre este mismo tema se presentó el 5 de abril de este año, se explica que en el expediente CNDH/3/2020/10001/Q de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se cuestiona la falta de partida presupuestal asignada para la adquisición de productos de gestión menstrual en ciertos centros penitenciarios del país. En este expediente se señala que solo algunas penitenciarias de Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Veracruz, Yucatán y Zacatecas proporcionan productos de gestión menstrual a las mujeres privadas de la libertad. Algunas de estas entidades lo hacen desde una partida presupuestaria, otras en coordinación con las secretarias de salud, o desde una partida presupuestal para adquirir material sanitario y de limpieza.

La falta de entrega de los insumos para la gestión menstrual de las personas reclusas, resulta en una flagrante violación a sus derechos humanos de las personas en reclusión.

Sobre este tema, la ONU ha emitido las Reglas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de las Reclusas y Medidas No Privativas de la Libertad para las Mujeres Delincuentes, que en su artículo 5 establece:

“Regla 5.- Los recintos destinados al alojamiento de las reclusas deberán contar con las instalaciones y artículos necesarios para satisfacer las necesidades de higiene propias de su género, incluidas toallas sanitarias gratuitas y el suministro permanente de agua para el cuidado personal de niños y mujeres, en particular las que cocinen, las embarazadas y las que se encuentren en período de lactancia o menstruación.”

Las iniciativas que sobre este tema se han presentado proponen reformas a varios artículos de la Ley Nacional de Ejecución Penal, para que, en lo general, las autoridades penitenciarias garanticen servicios de salud e higiene menstrual, y todos los elementos, para que para las mujeres y personas menstruantes privadas de su libertad puedan acceder de forma gratuita a una adecuada gestión menstrual.

Los productos de salud e higiene menstrual incluyen toallas y compresas sanitarias, tampones, copas menstruales y, también, los medicamentos destinados a tratar síndromes, trastornos y enfermedades relacionados con la salud menstrual.

Durante la reunión de esta semana de la Comisión de Justicia, la diputada Julieta Mejía Ibáñez, de Movimiento Ciudadano, celebró la voluntad de la Comisión para que se amplíen los derechos de las mujeres en el tema de gestión menstrual, pero externó un aspecto muy importante que se refiere a la falta de presupuesto y que, de momento, no se ha contemplado.

Más información diputados.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net