Hombre y mujer molestos

 

Se presentó en Puebla una iniciativa para que cónyuges que se dedicaron al hogar bajo el régimen de separación de bienes, reciban indemnización

En el Congreso de Puebla, este 27 de julio, se presentó una iniciativa para adicionar un artículo al Código Civil del estado en que se prevea que en el régimen de separación de bienes, el cónyuge que se dedicó a las actividades del hogar tiene derecho a hasta el 50 por ciento de los bienes adquiridos durante el matrimonio.

La iniciativa fue presentada por la diputada Daniela Mier Bañuelos, quien expone que “tradicionalmente los roles dentro de un matrimonio y su funcionamiento han limitado la libertad de las mujeres para desarrollarse profesional y laboralmente, teniendo como responsabilidad el cuidado del hogar y de la familia en general, lo que limite su tiempo para su desarrollo personal y que pueda generar sus propios ingresos” y que “la práctica de conceder al hombre, de forma implícita o explicita, el derecho a una mayor parte del patrimonio, aun cuando se extingue el matrimonio, es contraria a los (sic) establecido por el principio de igualdad entre cónyuges.”

En varias reformas a los códigos civiles estatales, y en varias decisiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se ha insistido en la necesidad de revindicar el valor del trabajo doméstico y de

cuidado que ha sido largamente invisibilizado en nuestra sociedad. Es así como se ha establecido la figura de la indemnización o compensación económica que funge como un mecanismo compensatorio reparador, no sancionador.

Esta indemnización no atiende a la “culpabilidad” o “inocencia” de los cónyuges, sino a que la realización de las tareas domésticas y de cuidado en aras del funcionamiento de la familia, reporta ciertos costos de oportunidad para quien las realiza, ya que no tienen remuneración a cambio, lo que se traduce en un perjuicio económico.

En la iniciativa presentada en Puebla, se cita la decisión del juicio de amparo directo 7653/2019 de la Primera Sala de la SCJN, en la que se concluye que la falta de disposición expresa de la indemnización económica en caso de divorcio de un matrimonio contraído por separación de bienes, e incluso en los casos de disolución de un concubinato no impide que “el o la cónyuge que se haya dedicado preponderantemente al hogar y al cuidado de los hijos e hijas”, demande “del otro u otra, una indemnización por el 50% del valor de los bienes que se hayan adquirido durante el matrimonio.”

“La figura de la compensación económica no puede depender su reconocimiento por la legislación de los Estados en su ámbito configurativo. Un mecanismo resarcitorio tendiente a lograr la igualdad en el patrimonio de los cónyuges después del divorcio, deriva y tiene su fundamento en el principio general de igualdad y no discriminación, en su modalidad de igualdad entre cónyuges”, se lee en la sentencia.

“El Estado mexicano, a través del Poder Judicial, no puede legitimar que solamente queden protegidas las mujeres, o en su caso los hombres, cuya legislación civil contemple expresamente una indemnización económica en los términos en que ya se ha estudiado.”

Atendiendo a esta decisión, la iniciativa presentada en Puebla propone adicionar al Código Civil del estado el artículo 376 Bis, para establecer: “Para efectos de divorcio al existir régimen de separación de bienes, cuando alguno de los cónyuges haya realizado trabajo del hogar consistente en tareas de administración, dirección, atención del mismo o cuidado de la familia de manera cotidiana o tenga desproporcionalmente (sic) menos bienes que el otro cónyuge, tendrá derecho a una compensación hasta por el 50% del valor de los bienes adquiridos durante el matrimonio, con base en los principios de equidad y proporcionalidad.

“La o el juez habrá de resolver atendiendo al tiempo que duro el matrimonio, los bienes con que cuenten los cónyuges, la custodia de los hijos y las demás circunstancias especiales de cada caso. Dentro del procedimiento de divorcio, tomando en cuenta la masa patrimonial formada o incrementada durante el matrimonio, sin que ésta pueda ser inferior al 10% o exceder del 50 % de la misma.

“Se exceptúan de los bienes establecidos en este articulo, los que se adquieran por sucesión y donación.

“La compensación prevista en este articulo no tiene un carácter sancionador, sino estrictamente reparador, por lo que la misma puede solicitarse y ser acordada tanto a favor del cónyuge inocente como del cónyuge culpable en un caso de divorcio contencioso. Asimismo, la falta de un cónyuge culpable no interfiere con el derecho de acceder a una compensación, pues tal condición debe ser resuelta de forma independiente a la culpabilidad de cada una de las partes.”

Más información congresopuebla.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net