Computadora, taza de café

 

Se publicó el Proyecto de Norma Oficial Mexicana en materia de seguridad y salud en el teletrabajo, modalidad laboral prevista en la LFT

En cumplimiento de las reformas a la Ley Federal del Trabajo, LFT, que incorporan el teletrabajo o home office, el 15 de julio se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Proyecto de Norma Oficial Mexicana, PROY-NOM-037-STPS-2022, Teletrabajo-Condiciones de seguridad y salud en el trabajo.

Se trata de un documento que instrumenta las medidas preventivas para los riesgos de las personas teletrabajadoras establecidas en el Capítulo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo, artículo 330-J. Estas reformas fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

“Artículo 330-J.- Las condiciones especiales de seguridad y salud para los trabajos desarrollados al amparo del presente Capítulo serán establecidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en una Norma Oficial Mexicana, misma que deberá considerar a los factores ergonómicos, psicosociales, y otros riesgos que pudieran causar efectos adversos para la vida, integridad física o salud de las personas trabajadoras que se desempeñen en la modalidad de teletrabajo.”

El Proyecto de NOM establece las condiciones de seguridad en la prestación del teletrabajo desde el punto de vista físico para evitar lesiones relacionadas con el uso prolongado de las computadoras, hasta psicosociales. Así, por ejemplo, se obliga al patrón a proporcionar a las personas teletrabajadoras una silla ergonómica y, en su caso, los aditamentos que garanticen condiciones ergonómicas, y posturales, del trabajador en su jornada laboral. Por su parte, se menciona que el trabajador debe disponer de un área de trabajo “limpia y ordenada, sin materiales, objetos o equipos no necesarios en el lugar de trabajo, como un principio básico de seguridad, colocando cerca del lugar de uso los elementos más utilizados y alejados los de uso infrecuente u ocasional”.

Desde el aspecto psicosocial, el patrón queda obligado a instaurar “mecanismos de participación en el centro de trabajo a fin de evitar el aislamiento social del trabajador, incluyendo a través de reuniones presenciales o por medio de las TIC (Tecnologías de Información)”.

Además de lo anterior, y de forma muy importante, se obliga al patrón a “Contar con mecanismos de atención para casos de violencia familiar que consideren, entre otras cosas, el retorno a la modalidad presencial de manera temporal o permanente”, y a garantizar el derecho a la “desconexión digital” fuera de la jornada laboral.

Esta desconexión digital se entiende como el “derecho de un trabajador a desconectarse del trabajo y abstenerse de participar en cualquier tipo de comunicación al término de la jornada laboral.”

Para garantizar este derecho se debe establecer por escrito la duración del horario de labores o la distribución de los horarios de las jornadas de trabajo, siempre que no excedan los máximos legales, incluyendo el derecho a las pausas para descanso y a la desconexión al término de la jornada laboral.

También se prevén los casos de “reversibilidad”, es decir, el derecho de pactar los mecanismos, procesos y tiempos necesarios para regresar de la modalidad de teletrabajo al trabajo presencial. La reversibilidad no aplica a los trabajadores contratados originalmente bajo la modalidad de teletrabajo.

Para verificar que se cumplen las condiciones de seguridad, el Proyecto de NOM obliga a llevar una “Lista de verificación de las condiciones de seguridad y salud en el Teletrabajo”, que deberá ser validada por el patrón, ya sea que personalmente acuda al lugar donde se realiza el trabajo, con autorización del trabajador, o que permita que el trabajador valide la lista.

Este Proyecto de NOM contiene cinco anexos que son Guías de Referencia sobre la lista de verificación de las condiciones de seguridad y salud en el lugar de trabajo; sobre la selección de candidatos para el Teletrabajo; sobre recomendaciones de actividades previas a Teletrabajar (como ejercicios de estiramientos); sobre la política de Teletrabajo; y, sobre las recomendaciones para seleccionar una silla ergonómica.

Con la publicación del Proyecto de NOM, en cuya elaboración participaron también cámaras industriales, confederaciones de trabajadores, instituciones académicas y dependencias de gobierno como la Procuraduría Federal del Trabajo, iniciaron los 60 días naturales para que las personas interesadas presenten comentarios al Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo. Concluido el plazo, se responderán los comentarios, se harán los cambios pertinentes y se publicará la Norma Oficial Mexicana definitiva, la que será de cumplimiento obligatorio.

Más información dof.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net