La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que comete el delito de abandono de hogar, quien incumple con el pago de la pensión alimenticia derivado de una sentencia de divorcio por mutuo consentimiento, al resolver un caso relacionado con el Código Penal de Nuevo León.

Lo anterior toda vez que el incumplimiento injustificado de la obligación hacia cónyuges e hijos, de suministrarles alimentos, constituye un delito dentro de un marco jurídico acorde con los compromisos y convenciones internacionales en materia de derechos humanos y protección a los derechos de los niños.

Además de la prisión, tendrá como consecuencia la pérdida de la patria potestad, el pago de la reparación del daño y de las cantidades no suministradas de forma oportuna por el acusado.

Fuente: Milenio

www.miabogadoenlinea.net