Gato negro y blanco

 

En San Luis Potosí se aprobó reformar la Ley de Protección a los Animales para incluir como maltrato el abandono de animales y aumentar las multas

El pleno del Congreso de San Luis Potosí aprobó este 15 de mayo reformas a la Ley de Protección a los Animales del estado para establecer el concepto de abandono de animales y aumentar las sanciones a quienes abandonen a un animal que no sea silvestre o no domesticado.

La Ley de Protección a los Animales para el Estado de San Luis Potosí fue publicada el 23 de marzo de 2021 y ha sido reformada dos veces, una en agosto de 2021 y la reforma que recientemente ha sido aprobada respecto del abandono de animales.

La Ley de 2021 reguló importantes aspectos sobre el bienestar animal, empezando por establecer que los animales son seres sintientes y no cosas. “Es cierto que tenemos que desarrollar una educación vinculada a los animales, ya que nos hemos acostumbrado a ver su sufrimiento de manera ordinaria, debemos darles el respeto que se merecen y no sólo [sic] a los animales de calle, sino a todos en general, animales considerados de compañía incluyendo a perros guía y animales de trabajo”, se lee en la Exposición de Motivos.

Uno de los aspectos importantes que regula es la reforma del Centro de Esterilización Control de Rabia y otras Zoonosis (CERAZ), facultado para percibir ingresos por el cobro de derechos de los servicios que presta de esterilización de perros y gatos, y del cobro de las multas por infracciones a la ley.

Tratándose de animales de compañía o mascotas, la Ley estableció los Centros de Atención Canina y Felina operados por los municipios, con actividades orientadas al control de natalidad en perros y gatos y la promoción de su adopción responsable.

Los municipios también quedaron obligados a implementar e instrumentar el Programa Animal Comunitario, para perros y/o gatos en situación de calle o abandono, contando con un Centro de Recuperación para Perros y Gatos, donde alojar a los animales que sean esterilizados, por un periodo no menor de 10 días, después de ser operados y en donde cuenten con los cuidados necesarios.

De forma importante se establece que los animales de compañía deberán ser insensibilizados y sacrificados exclusivamente cuando se trate de animales enfermos, terminales, con problemas mentales incurables o que puedan representar un peligro para sí, para la sociedad o para los demás animales y que, bajo ningún concepto, se considerará como medida de control, la muerte innecesaria del animal.

Por iniciativa de la diputada Lidia Vargas Hernández se adicionó a la ley el concepto de abandono de animal, equiparándolo al maltrato animal, que originalmente no estaba previsto, y se aumentaron los montos de las multas por el abandono de animales no silvestres. Estas multas pasaron de 10 a 100 UMA a de 20 a 200 UMA. La UMA es la Unidad de Medida y Actualización.

El objetivo de la reforma es tratar de inhibir que más propietarios abandonen a perros y gatos, porque, conforme con la Exposición de Motivos, con el aumento de animales en la calle, hay afectaciones “a la salud de las personas, al medio ambiente, a la imagen urbana e inclusive, a la seguridad pública.”

Una reforma muy interesante, aunque queda la pregunta de cómo se van a sancionar a los propietarios si bajo la legislación vigente no existe un sistema de registro de animales de compañía con la obligación de los chips de identidad, como existe en otras legislaciones como la española. Sin este tipo de registros, la disposición, encomiable como es, es prácticamente letra muerta.

Más información congresosanluis.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net