El diputado priísta Fidel Suárez Vivanco presentó en la Asamblea Legislativa del D.F. una Iniciativa que Reforma los artículos 2, 6 y 11 del Código Civil, 270 del Código Penal y el artículo 35 de la Ley Orgánica todas del Distrito Federal para impulsar la “objeción de conciencia” en jueces y servidores públicos que no deseen, por motivos éticos, filosóficos o religiosos, casar a una pareja del mismo sexo, autorizar a lesbianas u homosexuales la adopción de un menor, apoyar el divorcio, la voluntad anticipada de un individuo, la conversión genérica y la interrupción legal del embarazo.

La objeción de conciencia generalmente se define como la oposición al cumplimiento de un deber jurídico que en una situación concreta resulta incompatible con las convicciones religiosas, morales y en algunos casos hasta políticas de una persona. Implica un no hacer frente al deber que impone la norma, ejemplos son las objeciones de conciencia al servicio militar, al aborto, a prestar juramento, a formar parte de un jurado, etc.


Algunos consideran a la objeción de conciencia como parte del derecho a la libertad ideológica y religiosa, sin embargo en opinión de José Luis Soberanes, ex Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos la Ley de Asociaciones Religiosa y Culto Público “prácticamente prohíbe la objeción de conciencia al establecer en su artículo primero que ‘las convicciones religiosas no eximen en ningún caso del cumplimiento de las leyes del país. Nadie podrá alegar motivos religiosos para evadir las responsabilidades y obligaciones prescritas por las leyes’” .

Inclusive en materia laboral existe la tesis de jurisprudencia 41/94 que resolvión una contradicción de tesis relacionadas con maestros pertenecientes a los Testigos de Jehová al señala que es procedente cesar a un maestro que se niega a rendir honores a la Bandera y a entonar el Himno Nacional ya que con esa conducta incumple con la Ley.


Será interesante ver que suerte sigue esta iniciativa.

Fuente: El Universal

www.miabogadoenlinea.net

Pin It