Según la versión que Simón Charaf, propietario del bar Bar, ha presentado a los medios como Proceso, Reforma y MVS noticias con Carmen Aristegui y en su propia página de Internet http://www.laverdadsobreelbarbar.com/, Televisa realizó un montaje mediático en su contra aprovechando el caso Salvador Cabañas para presionarlo a que venda a la televisora las acciones que tiene en Imagen y Talento Internacional, S.A. de C.V., empresa en la que Charaf y esa empresa son socios y es la única que representa al “talento” de Televisa.

En entrevista con Carmen Aristegui, Charaf afirma que  Imagen y Talento Internacional fue creada por él en 1999, siendo su primera representada su ex esposa Lupita Jones. Según Charaf, el interés de Televisa surge en 2004 cuando ya habían cerrado más de 300 campañas publicitarias e Imagen y Talento Internacional tenía celebrados más de 100 contratos de exclusividad. “En esa época Televisa quita las exclusivas y gente que ya no tenía exclusividad con Televisa, si tenía contrato de exclusividad con Imagen y Talento”, además existía interés de una televisora extranjera para hacerse de ese capital humano, en virtud de la ventaja competitiva y económica que representaba.

Desde 2009 Televisa ha intentado comprar la participación a Charaf "..con amenazas..." y por un monto que éste dice “…son cacahuates…”, mientras,  la televisora ha celebrado a espaldas de su socio contratos de relevancia, destacando el celebrado con el Partido Verde Ecologista Mexicano para que en sus anuncios aparecieran Mayte Perroni y Raúl Araiza.

En la edición de esta semana la revista Proceso, presenta un reportaje sobre las relaciones de Charaf con Televisa, en el que señala que el objeto de Imagen y Talento “la representación de personalidades del medio artístico, deportivo, de la moda, intelectual, político, científico, de cualquier culto religioso, así como líderes y en general cualquier persona que por sus características esté relacionada con lo anterior y con los fines de la sociedad”.

Según los documentos que el empresario a exhibido, Telesistema Mexicano, S.A de C.V. (Televisa) es propietaria del 51% de las acciones y Charaf posee el 49% restante. El “contrato de accionistas” establece que cualquier decisión deberá ser aprobada por el 60% de las acciones y que si Charaf se convierte en poseedor de menos del 40%, dejará a Televisa en la libertad de celebrar libremente contratos con terceros en relación con el objeto de la empresa. Este supuesto, según el inversionista, a la fecha no existe.

Así, en palabras de Charaf, la única empresa que puede realizar la actividad de promoción y representación de personalidades de Televisa para efectos comerciales es Imagen y Talento Internacional.

Este sitio no ha tenido a la vista los documentos mediante los cuales Charaf prueba su relación con Televisa, pero existen otras evidencias de que Imagen y Talento forma parte de Grupo Televisa, S.A.B., como una página que administra información de la SEC (Securities and Exchange Commission), en la que esa empresa aparece como subsidiaria de Telesistema Mexicano S.A. de C.V., empresa integrante del Grupo.

La página de Internet de Imagen y Talento Internacional, S.A. de C.V., dice que es “…la única Agencia en México especializada en la promoción, representación y contratación de celebridades reconocidas de distintos ámbitos para la realización de proyectos publicitarios, proyectos especiales y conferencias…” La frase publicitaria con que la empresa promueve sus servicios es: “Le ponemos una estrella a su marca”. En el sitio se indica que algunos de sus representados son Andrea Legarreta, Enrique Burak, Lolita Ayala, Adela Micha, Carlos Loret de Mola, Javier Alarcón, Bárbara Mori, Violeta Isfel.

En resumen, la presión al bar Bar no es nada personal, sólo negocios.

www.miabogadoenlinea.net

Pin It