La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) viola los derechos humanos a la legalidad, a la igualdad, seguridad jurídica y a la libertad de expresión puesto que no cuenta con procedimientos y criterios para asignar la publicidad oficial del organismo.

Lo anterior se desprende de las recomendaciones 57/2009 y 60/2009, dirigidas a PEMEX y al estado de Guanajuato respectivamente, en las que la propia CNDH señaló a estas autoridades que violaban esos derechos humanos al carecer de procedimientos y criterios objetivos, claros, transparentes y no discriminatorios, como serían los de cobertura, circulación, periodicidad, entre otros, para el otorgamiento y distribución de publicidad oficial a favor de los distintos medios de comunicación, tanto electrónicos como impresos, que puedan garantizar la igualdad de oportunidades.


Las recomendaciones se originaron por la decisión de estas autoridades de cancelar la compra de espacio publicitario en la revista “Contralínea” y los diarios de Guanajuato “A.M.” y “Al Día”, lo que la Comisión Nacional consideró que era violatorio de los derechos humanos  a la legalidad, a la igualdad, seguridad jurídica y a la libertad de expresión.

Además, la Comisión señaló que “…la falta de procedimientos y criterios claros, objetivos, transparentes y no discriminatorios … para la contratación de publicidad oficial, deja abierta la posibilidad de incurrir en prácticas discrecionales para la distribución de recursos públicos ...”

Sin embargo, ellos tampoco cuentan con esos procedimientos y criterios. En un ejercicio de transparencia www.miabogadoenlinea.net mediante la solicitud  de información pública, folio No. 00004510, requirió a la CNDH información sobre los procedimientos y criterios del organismo para la asignación y distribución de publicidad oficial, en los medios impresos e Internet.

En su respuesta, el Lic. Arturo Zárate Vite, Coordinador General de Comunicación y Proyectos del organismo, detalló el procedimiento que sigue la CNDH para la asignación y distribución de la publicidad oficial, e indicó que esa Coordinación “…(determina) el medio impreso y el material a publicarse e (instruye) a la Dirección General de Comunicación Social para la contratación de espacios publicitarios…”

La respuesta deja en claro que la CNDH, al igual que el resto de las entidades, dependencias y organismos autónomos tanto federales como estatales, tampoco cuenta con procedimientos y criterios objetivos, claros, transparentes y no discriminatorios para la asignación de la publicidad, por lo que el defensor de los derechos humanos también esta violando los derechos humanos  a la legalidad, a la igualdad, seguridad jurídica y a la libertad de expresión.

En las recomendaciones anteriormente señaladas, el organismo coincidió que ambas autoridades dejaron de observar lo previsto en los artículos 134, párrafo séptimo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que impone la obligación a todos los servidores públicos de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad; además de 1°, párrafo tercero, 6°, párrafo primero, 7°, párrafo primero, 14, párrafo segundo y 16, párrafo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 14.1, 17.1, 17.2, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y el 8.1, 11.1, 11.2, 11.3 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Asimismo, la Comisión señaló que se violaron en perjuicio de los quejosos los derechos humanos a la igualdad y a la libertad de expresión,  previstos en los artículos 2.1, 26, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; 2.2, del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; 24 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y 1, 2.1,2.2 y 7, de la Declaración Universal de Derechos Humanos. De igual manera, lo previsto por el artículo 13.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como por el principio 5 de la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión como instrumento de interpretación del artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

 

En términos coloquiales podríamos decir que son candil de la calle y obscuridad de su casa.


www.miabogadoenline.net