El pasado 8 de diciembre, la Cámara de Senadores aprobó un paquete de reformas a la Ley General de Salud que pretende combatir a los charlatanes que en clínicas cosméticas, salones de belleza o los llamados spa realizan cirugías estéticas sin la debida capacitación.

La reforma adiciona un capítulo, con cuatro artículos que regulan la aplicación de cirugía plástica y reconstructiva. El artículo 272 bis señala que “Para la realización de cualquier procedimiento médico quirúrgico de especialidad, los profesionales que lo ejerzan requieren de: I. Cédula de especialista legalmente expedida por las autoridades educativas competentes. II. Certificado vigente de especialista que acredite capacidad y experiencia en la práctica de los procedimientos y técnicas correspondientes en la materia…. ” Además, se establece que los especialistas podrán estar colegiados, y que las cirugías plástica, estética y reconstructiva deberán realizarse en establecimientos o unidades médicas con licencia sanitaria vigente, atendidos por profesionales de la salud especializados en dichas materias, y regula la publicidad de estos servicios y obliga a la creación de un directorio de especialistas.

Sin embargo, la reforma aprobada por el Senado ya ha sido cuestionada por otros médicos especialistas, quienes  afirman que se está creando un monopolio gremial, que les impedirá a ellos ejercer plenamente su profesión.

Así cirujanos, dermatólogos, otorrinolaringólogos, oftalmólogos, odontólogos entre otros, quienes también llegan a realizar un “…procedimiento invasivo con fines estéticos…” o reconstructivos, se verían impedidos legalmente  a realizarlos, ya que la disposición reconoce exclusivamente a los médicos con  cédula de especialista en cirugía plástica y reconstructiva.

Este conflicto entre cirujanos estéticos y el resto del gremio médico ya se ha presentado en otros países como Estados Unidos, Canadá y Brasilen donde inclusive ha llegado  a las cortes, sin que finalmente se constituya este monopolio gremial.

 
La iniciativa fue promovida a raíz del problema de salud de Alejandra Guzmán, cuando fue intervenida en una clínica estética, poniéndola inclusive en riesgo de muerte.

 
Ahora corresponderá a la Cámara de Diputados resolver este conflicto.

Fuente: Periodico a.m.

www.miabogadoenlinea.net